Este jueves por la noche, Alfonso Díaz, comisario y jefe de la zona 3, junto a Miguel Ángel Silva, subcomisario de la 4ª y a Néstor Tomasi, subdirector de la comisaría de la Policía Comunitaria, visitaron la asociación vecinal de barrio Roma ubicada en Tucumán 3957 a pedido de los vecinos.

Vale recordar que el martes hubo una fuerte manifestación frente a la comisaría 4ª que tuvo momentos de tensión con los vecinos al no recibir respuesta alguna de las autoridades. Esa noche, como consecuencia de la falta de diálogo, se cortó el tránsito en Avenida Freyre y Tucumán hasta que finalmente los oficiales coordinaron la reunión que se llevó a cabo hoy.

Con la presencia de familiares directos de Castelló, entre ellos la madre y la hermana, los comisarios se sentaron en un estrado a escuchar a los vecinos que se pronunciaron preocupados por los sucesos de extrema violencia en el barrio.

Por su parte, Díaz argumentó: "Desde el año 90 en adelante la policía contaba con una gran dotación en cada dependencia. Con la creación de la policía de proximidad (Táctica, la Comunitaria o de Investigaciones), las dependencias se fueron desmembrando. Si vamos a porcentajes, una guardia diaria en una comisaría donde eran diez, donde se podía hacer una correcta prevención porque había seis tipos en la calle en un móvil; hoy contamos solamente con el 40%. Ese porcentaje de personal no está al 100% de realizar los servicios que uno le atribuye".

Además apuntó: "Yo soy comisario supervisor, estoy para supervisar. En nuestra tarea diaria estoy para realizar diariamente los servicios que se cumplen dentro de mi zona, que incluye cuidar los hospitales, personas por hechos que nos indican los fiscales, y esa gente -por los oficiales- va saliendo de la comisaría y me resta para salir a hacer prevención".

Uno de los comentarios que causaron mayor estupor entre los presentes fue el de Silva, quien por su parte dijo: "Como bien saben un homicidio es un delito que no se puede prevenir. Sí se pueden prevenir otras cosas. En el caso de los últimos asesinatos, nosotros le damos conocimiento a la nueva fiscalía (de homicidios), hacemos las primeras actuaciones y luego se las eleva y a partir de ahí se hace cargo la Policía de Investigaciones".

Los vecinos tuvieron oportunidad de expresarse y reclamaron la presencia de la Policía Comunitaria, a lo que las autoridades presentes respondieron que es una decisión que no depende de ellos. En este sentido, se intercambiaron palabras con los oficiales y también se les pidió una mejor comunicación con la vecinal, que se patrullen las calles y que no se pierda la presencia policial que notaron en las últimas 48 horas. Asimismo dijeron: "Lamentamos que el ministro Pullaro no haya podido venir, como estaba invitado".

Para los próximos días se definirá si presentarán una nota para extender los reclamos o si se realiza nuevamente una marcha, esta vez, a la Casa Gris o a la Legislatura.