El hecho se registró a las 3 de este viernes a la altura de San Jerónimo y Llerena cuando un rastrojero comenzó a prenderse fuego en la parte inferior del vehículo.

Según indicaron los vecinos que colaboraron a apagar las llamas, una bolsa de hojas secas, que estaba debajo del vehículo, fue prendida de forma intencional generando el incendio del vehículo.

El fuego fue apagado por los mismos vecinos que asistieron al lugar.

Lo que llamó la atención a la mayoría fue que el rastrojero se encontrara estacionado en una ochava, con vidrios abiertos y llaves puestas.

En tanto el vehículo solo sufrió daños parciales.