Cada vez más mujeres se animan a confesar traumáticas situaciones de abuso por las que tuvieron que atravesar en algún momento de su vida. Este viernes, fue la actriz Verónica Llinás quien tuvo el valor de contar, en el piso de Intrusos, su propia experiencia con un acosador.

"Todas las mujeres hemos tenido una situación horrorosa de niñas con degenerados de mierda que se aprovechan de una niña y estaba naturalizado", arrancó a contar en el ciclo de América

"Yo era muy chica, había ido al quiosco y estaba volviendo a mi casa. Era tan chica que me tenía que estirar para marcar el cuarto piso en el ascensor. Me agarró un tipo, me dijo 'Te ayudo', me metió la mano, me corrió la bombacha y hurgó ahí con el dedo", detalló Llinás.

"Mirá qué chiquita que sería que no dije nada en mi casa, me fui a dormir y me acosté pensando que ese señor me había metido una bomba adentro y me iba a explotar. Me quedé toda la noche esperando que explotara la bomba", concluyó al respecto.

Más tarde, se refirió sobre el escándalo entre Juan Darthés y Calu Rivero."No sé qué tendría que hacer la industria. No quiero hablar puntualmente de este caso, pero una mujer que denuncia acoso, hay que escucharla. Y si después aparecen otras mujeres, me parece que hay que hacer algo", sostuvo Verónica Llinás.