Este viernes un nuevo incidente se suma a la lista de agresiones que vienen sufriendo las militantes de Juntas y a la Izquierda y el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST). Un grupo de adolescentes de la agrupación se encontraba practicando percusión en la plaza San Martín, cuando un hombre mayor de edad que estaba paseando a su perro comenzó a insultarlas e interrumpir su espacio grupal con actitud violenta. Las jóvenes tuvieron que irse de allí ante la escalada de agresiones que recibieron y la falta de voluntad para que el sujeto deponga su comportamiento.

• LEER MÁS: Diputadas afirman que se hizo inteligencia para atacar a jóvenes del "pañuelazo" de la Catedral

La dirigente nacional del MST, Vilma Ripoll enumeró a UNO Santa Fe en su visita a la ciudad: "Desde el día que decidimos hacer un pañuelazo en la Catedral con la presencia de más de 80 pibes que vinieron espontáneamente y tuvo esa fuerza, los sectores de derecha, como Bandera Vecinal, empezaron a accionar. Primero les pegaron como se vio en los videos a un grupo de chicas que estaba ahí con el silencio cómplice de la policía. Después le hicieron amenazas telefónicas a nuestra compañera Jimena Sosa que la iban a matar. Luego, le pegaron y le cortaron toda la cara a una chica menor de edad que llevaba un pañuelo verde, gravísimo. Además agarraron a otra chica dentro de un micro y la bajaron de los pelos, la podría haber pisado el colectivo. Hoy agredieron a un grupo de jóvenes que estaba ensayando batucada para un festival que van a hacer el sábado".

•LEER MÁS: Analizan más denuncias vinculadas a intimidaciones en la plaza 25 de Mayo

Por su parte, indicó Celeste Fierro, dirigente nacional de Juntas y a la Izquierda: "Hoy tuvimos cita con el fiscal, que es quien está llevando el caso, y con el jefe de la Policía porque los hombres que estaban la semana pasada en la plaza 25 de Mayo no estaban allí tomando mate. Estaban con mochilas llenas de cachiporras como se ve en los videos, que las tenían y les pegaban a las chicas. Entonces, claramente tenían una intencionalidad que se llevó a cabo. Nos preocupa la sucesión de hechos".

•LEER MÁS: Denuncian agresiones luego del "pañuelazo" en la Catedral

Sobre la cantidad de agresiones sobre esta agrupación, Ripoll observó: "Lo que no van a lograr ellos es frenar el proceso que está en todo el mundo, que es la ola feminista y que tiene una expresión brutal en nuestro país, fundamentalmente en los sectores jóvenes. Pero ojo, porque si tienen impunidad como vemos que tienen acá, pueden terminar haciendo alguna barbaridad y eso no lo podemos permitir. Sean nuestras compañeras o cualquiera que acompañe las acciones".

Por último, la enfermera advirtió: "Les venimos a decir a las instituciones todas, las de seguridad y las que tienen que ver con el caso legal que aceleren y que le paren la mano. El pañuelo verde es un símbolo de una pelea que tiene que ver con la libertad, con los derechos, con el derecho a decidir. Y hay una generación que decidió que sí, y eso no lo va a parar nadie".