La tormenta de este jueves a la noche no estaba en los pronósticos. Las precipitaciones fueron escasas y el viento castigó a algunas zonas descampadas sin causar mayores daños.

Eso sí, fue la oportunidad para los amantes de la fotografía. El cielo se encendía a cada instante con los rayos y las figuras que se alzaban eran infinitas. Más de un asiduo de las redes sociales habrá estado con su smartphone, atento a capturar el momento justo en que la ciudad era iluminada por un relámpago.

Alejandro Goydou encontró en el fenómeno meteorológico su oportunidad. Todo sucedió desde el balcón de su departamento. No usó su teléfono celular, sino que preparó su cámara profesional. La foto no fue una casualidad.

La captura fue buscada. Llegó a las 21.48, después de haber estado disparando con su cámara por casi una hora. La consiguió: la zona del puerto es el escenario, el resto es el fenómeno de la naturaleza.