Luego de los ataques que recibieron un grupo de adolescentes pertenecientes al partido Juntas y a la Izquierda de parte de adultos el martes 7 al finalizar un "pañuelazo" frente a la Catedral, denunciaron nuevas agresiones y amenazas.

Según un comunicado del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) y el diálogo de una de sus dirigentes con UNO; una menor de edad que había estado presente la semana pasada cuando varias integrantes recibieron golpes y hasta mordiscos, fue perseguida durante el fin de semana al salir de un local del partido en San Jerónimo al 2000, le pegaron y le cortaron la cara con una gillette "para que no pueda caminar por la calle". Además le sacaron los pañuelos verde (por la legalización del aborto) y naranja (por la separación de la iglesia del Estado) que tenía atados en la mochila.

•LEER MÁS: Denuncian agresiones luego del "pañuelazo" en la Catedral

El hecho fue denunciado en la comisaría 2ª por los padres de la menor que ronda los 15 años.

Asimismo, Jimena Sosa, dirigente del MST y Juntas y a la Izquierda alertó que recibió numerosas amenazas luego de haber dado declaraciones días después del ataque del martes anterior. "Una organización neonazi Bandera Vecinal agredió y golpeó a estudiantes que estaban en la plaza colgando telas verdes. Estos fachos machirulos actuaron con total impunidad, amparado y en complicidad con la policía que desde que empezó el "pañuelazo" nos amenazaron", había dicho la semana pasada.

En el comunicado del MST advirtieron que dieron conocimiento sobre algunas de las identidades de los agresores al Ministerio Público de la Acusación cuya investigación lleva adelante la fiscal Mariela Jiménez. Desde la organización política afirmaron que una de las mujeres que se puede ver en los videos viralizados la semana pasada fue removida de su cargo como empleada del Ministerio de Seguridad y que se pusieron en contacto con el Ministerio de Educación por haber reconocido a otra persona como docente de una escuela pública "para que tenga el mismo trato que la maestra nazi de la escuela Beleno hace unos meses".

Desde el MST confirmaron que los padres de la adolescente atacada este fin de semana están en contacto con la Defensoría del Pueblo. La entidad emitió un comunicado donde manifiesta "su preocupación por los hechos sucedidos en la ciudad de Santa Fe en los últimos días vinculados con el movimiento generado alrededor del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo, en tanto que rechazó la violencia en todas sus formas".

Desde la institución señalaron que se ofreció asistencia a las víctimas, y manifestaron que "agresiones como estas buscan generar miedo, y el miedo es incompatible con la democracia. La libertad de expresión, palabra y pensamiento se encuentran constitucionalmente garantizadas, de manera que resulta inadmisible tolerar episodios de esta naturaleza".

Por otra parte, la defensoría expresó que "en el marco de la Agenda 2030 la institución trabaja de manera permanente para cultivar una cultura de paz; promoviendo la conformación de sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitando el acceso a la justicia para todos y creando instituciones eficaces, responsables e inclusivas en todos los niveles".

Por último recordaron que "más allá de la instancia judicial, y tal como se realiza habitualmente, el grupo de profesionales que se desempeña en el Centro de Asistencia a la Víctima contiene, informa y asesora a quienes sufren situaciones de violencia y de vulneración de derechos, construyendo respuestas a las necesidades que se presentan. En este espacio se ofrece un abordaje integral interdisciplinario e interinstitucional desde una perspectiva de género y de derechos".