La epidemia de gripe en el hemisferio norte fue más fuerte que años anteriores, por eso es de esperar que con el comienzo del otoño-invierno los casos se multipliquen también en nuestro territorio. Aunque aún no circula el virus, el personal de salud de Santa Fe (médicos, administrativos, enfermeros) ya comenzó a ser inoculado con la vacuna antigripal 2018. Desde el Ministerio de Salud de la provincia anticiparon que en los próximos días se informará la fecha en la que comenzará a aplicarse la vacuna en centros de salud y vacunatorios para toda la población en riesgo.

Desde 2011 la vacuna antigripal está en el calendario oficial y por lo tanto es obligatoria y gratuita en la Argentina para embarazadas en cualquier trimestre de la gestación; puérperas (las que han parido hace 10 días o menos y no fueron vacunadas durante el embarazo); niños de 6 a 24 meses (vacuna antigripal pediátrica o mitad de dosis) y adultos de más de 65 años.

• LEER MÁS: El Ministerio de Salud informó que llegaron las primeras dosis de la vacuna antigripal

También tienen que vacunarse contra la gripe los niños desde los dos años y los mayores hasta los 64 años inclusive que tengan una o más de las siguientes condiciones: enfermedades respiratorias (hernia diafragmática, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfisema congénito, displasia broncopulmonar, traqueostomizados crónicos, bronquiectasias, fibrosis quística); asma moderada y grave; enfermedades cardíacas (insuficiencia cardíaca, enfermedad coronaria, reemplazo valvular, valvulopatía); cardiopatías congénitas; inmunodeficiencias congénitas o adquiridas (no oncohematológica); infección por VIH; utilización de medicación inmunosupresora o corticoides en altas dosis; inmunodeficiencia congénita; asplenia funcional o anatómica (incluida anemia drepanocítica) y desnutrición grave.

Deben recibir también la vacuna antigripal todos los pacientes oncohematológicos y trasplantados; los obesos con índice de masa corporal (IMC) mayor a 40; personas con diabetes; con insuficiencia renal crónica en diálisis o con expectativas de ingresar a diálisis; quienes tienen retraso madurativo grave y son menores de 18 años; personas con síndromes genéticos, enfermedades neuromusculares con compromiso respiratorio y malformaciones congénitas graves; las personas con tratamiento crónico con ácido acetilsalicílico menores de 18 años, los convivientes de enfermos oncohematológicos y los convivientes de prematuros de menos de un 1 kilo y medio.

Con orden médica

Desde el Ministerio de Salud informaron que se requerirá orden médica para vacunarse solamente a las personas entre los dos y 64 años. Los mayores de 65 años en adelante no necesitan orden y deben aprovechar para aplicarse también la vacuna contra el neumococo.

Es importante remarcar que la seroprotección se obtiene entre las dos y tres semanas de aplicada la vacuna, por lo tanto, apenas estén disponibles es recomendable no esperar demasiado para cumplir con esta cobertura.

Las vacunas aplicadas en la Argentina son seguras y eficaces y el objetivo es que el ciento por ciento de la población que debe recibirlas esté vacunada y por ende protegida. No solo es un derecho sino también una responsabilidad, indicaron desde el Ministerio de Salud.

Con la vacuna antigripal se pueden prevenir las complicaciones, evitar internaciones y bajar notoriamente el riesgo de secuelas graves y mortalidad por gripe, una enfermedad severa producida por un virus que se transmite por el aire e ingresa al organismo a través de la boca o la nariz, por lo que es altamente contagiosa.