Las aduanas de la provincia de Santa Fe registraron entre enero y abril de este año el ingreso de casi 1,9 millones de toneladas de soja. Significa una importación por 730,7 millones de dólares y una suba respecto al mismo período pero del año pasado del 152 por ciento.

Resulta extraño que teniendo uno de los nodos portuarios exportador de oleaginoso más importante del mundo haya ingresado esa cantidad de soja. Sin embargo, la conjunción de algunos factores provocaron este escenario.

Las compras son para amortizar las pérdidas por la sequía y ante la necesidad que tienen las fábricas de poder contar con la materia prima para su procesamiento y convertirlas en harinas, aceites y biodiésel.

Paraguay fue el principal país de origen de las importaciones, con 701,2 millones de dólares, un 172,5% mayor a lo registrado en el mismo período del año anterior. Su participación sobre el total de las importaciones fue de 38,4%. Estuvieron compuestas casi en su totalidad por productos del reino vegetal (principalmente porotos de soja destinados a la molienda).

Entre Paraguay, Brasil, China, Estados Unidos y México se concentra casi el 90% de las importaciones ingresadas por aduanas de la provincia.

En diálogo con UNO Santa Fe, el subsecretario de Agricultura de Santa Fe, Juan Manuel Medina, explicó que "para las industrias es un costo fijo muy alto tener ociosa gran parte de la capacidad de procesamiento".

El funcionario reconoció que si bien "siempre se importó", en esta oportunidad fue mucho más que en ocasiones anteriores. "Está asociado a la sequía que hubo en nuestro país que provocó la reducción en la producción y a la calidad de la soja. No solamente la cantidad, sino también la calidad, sobre todo para la fabricación de aceite".

Medina expresó que "este año era más barato importar que comprar soja en la plaza local; sobre todo por la escasez del producto". Señaló que se "hace difícil para las empresas conseguir esa cantidad de soja en el mercado local".

Resaltó además que esta situación está relacionada con la "gran capacidad de procesamiento que tienen las plantas en Santa Fe, que se ha ido incrementando durante los últimos años".

En tanto, destacó que para ser una lectura más amplia sería necesario poner en análisis "cuánto se exporta luego como aceite y como harina", ya que si bien se importa soja, "luego se exporta y con valor agregado".

En este punto, los números que dio a conocer el Instituto Provincial de Estadística y Censos hablan de que durante el mismo período (enero-abril) salieron por la Aduana de San Lorenzo exportaciones por 5.026,9 millones de dólares. El principal producto exportado fue harina y "pellets" de la extracción del aceite de soja (residuos y desperdicios de la industria alimenticia), seguido por trigo y maíz (cereales), aceite de soja en bruto (grasas y aceites) y biodiésel (productos químicos y conexos). Los envíos de los principales derivados de la soja (pellets y aceite) disminuyeron respecto del mismo período del año anterior.

El informe del Instituto Provincial de Estadística y Censos de Santa Fe describe que tres rubros conforman más de la mitad de todo lo importado. La de soja representa durante dicho período (enero-abril) el 40 por ciento de las importaciones provinciales. Le sigue el rubro "automóviles de cilindrada mayor a 1.000 cm³ e inferior a 1.500 cm³ para el transporte de personas", cuyos valores importados fueron de 145,7 millones de dólares y representaron el 8% del total. El tercer producto importado fue minerales de hierro aglomerados con un valor de 69,6 millones de dólares, que comprendió el 3,8% de las importaciones de la provincia.

Bajan las exportaciones y crecen las importaciones

Las importaciones registradas en las cinco aduanas en funcionamiento en la provincia de Santa Fe (Rosario, San Lorenzo, Villa Constitución, Santa Fe y Rafaela) alcanzaron un valor de 1.825,2 millones de dólares durante el período enero-abril del corriente año, lo que implicó un incremento del 62,3% respecto de igual período del año anterior.

Los volúmenes importados, medidos en miles de toneladas, crecieron un 77,8%. Los precios, por su parte, mostraron una reducción promedio del 8,8%.

En tanto, las exportaciones por aduana de salida de la provincia de Santa Fe alcanzaron un monto de 6.601,6 millones de dólares en el período enero-abril de 2018, lo que significó una disminución de 0,9% respecto del mismo período del año anterior.

En términos de toneladas exportadas se registró un leve aumento de 0,2%, contrarrestado por una variación negativa de precios de 1,1%.

Principales productos importados

Fuente: Ipec en base a datos del Indec