Este martes, algunos minutos antes del mediodía, en una precaria vivienda ubicada en el pasaje 2° de la manzana 3° de Alto Verde, durante la ejecución de una requisa domiciliaria secuestraron un revólver calibre 32 con dos balas y una bolsa plástica en cuyo interior fueron incautados restos de hostias como de recibos pertenecientes a la parroquia de Jesús Resucitado, que fuera robada durante la madrugada del último domingo.

Requisa y secuestro

Este mediodía, y como resultado de una investigación que llevaron adelante los oficiales y suboficiales de la Comisaría 24° del costero distrito de Alto Verde, llegaron hasta una precaria vivienda ubicada en el pasaje 2 de la manzana 3, y al arribo de los policías, un menor escapó corriendo hacia el patio interno, cruzó una ventana y escapó saltando uno de los tapiales medianeros ubicados en el fondo del inmueble. Los policías ingresaron con la autorización de una mujer que vive al lado de la finca, secuestraron un revólver calibre 32 cargado con dos balas y en óptimas condiciones de funcionamiento, y de una bolsa negra de plástico incautaron restos de hostias y recibos de la parroquia de Jesús Resucitado que fuera robada durante el curso de fin de semana.

Luego, los policías dialogaron con los vecinos de la populosa barriada y éstos señalaron que la precaria vivienda es usada por un menor en situación de calle, del cual le brindaron la identidad a los oficiales, aunque aseguraron que desconocer si se trata de la verdadero nombre y apellido, porque el chico suele dormir algunas noches y después desaparece durante días.

Fiscal MPA y juez de menores

Informaron la novedad sobre la ocurrencia del procedimiento a la Jefatura de la Unidad Regional 1° La Capital de la Policía de Santa Fe, y éstos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio de la Acusación, como también con la justicia de menores, ya que el presunto autor según los vecinos del barrio sería un adolescente en situación de calle.