Se salvó del incendio

Hernán Bernardello, uno de los pocos jugadores aplaudidos opinó del presente. “Debemos hablar menos y hacer más”, tiró.

Lunes 10 de Junio de 2013

Antes de comenzar el partido, tanto los jugadores, como la dirigencia en el nombre de Germán Lerche fueron insultados por los hinchas que concurrieron al Brigadier López, sin embargo con el correr de los minutos y en base al rendimiento que mostraban dentro del campo de juego, dos jugadores fueron reconocidos con aplausos en cada intervención.

Uno de ellos fue Hernán Bernardello el mejor mediocampista que tiene hoy el plantel rojinegro y así se lo hizo saber el público a la hora de recuperar el balón o darle un pase a sus compañeros. De esta manera llegó el primer gol de Colón tras un centro preciso para Emmanuel Gigliotti el otro futbolista ovacionado por la gente cuando se retiró a los vestuarios luego de hablar con las cámaras de televisión.

A la hora de opinar respecto a esta situación el mediocampista ex Newell´s opinó: “la verdad que triste por lo que fue el recibimiento de la gente, pero es también entendible porque no le pudimos regalar un triunfo en el clásico. En lo personal siempre intento dejar todo y lo seguiré haciendo”.

Cuando lo consultaron si el recibimiento por parte de los hinchas terminó condicionando lo que fue el rendimiento del equipo a lo largo de los 90 minutos opinó: “no es fácil para ninguno, además hay muchos chicos en el equipo que recién están comenzando y que tienen pocos partidos, por lo cual se complica. Yo siempre digo que es entendible, porque la gente siempre quiere que ganemos y la realidad indica que para nada hicimos una buena campaña. Encima nos tocó perder el clásico, pero bueno a partir de ahora tenemos que hablar menos y hacer más y como dije la semana pasada bancarnos la que venga. Hay que dar la cara y terminar de la mejor manera”.

Analizando lo que fue el rendimiento del equipo frente a Atlético de Rafaela y las incidencias del juego expresó: “el primer gol fue un estímulo para nosotros, un voto de confianza, Atlético nos manejó bien la pelota, tiene jugadores de buen pie. Cuando marcamos el segundo tanto fue producto del empuje y las ganas, intentamos tener la pelota de mitad de cancha hacia adelante y por suerte pudimos llegar al empate, pero está claro que no quedamos conformes porque la idea era ganar para superar lo de la semana pasada”.

¿Te gustó la nota?