Se espantó mucho con algo en Dubai y se volvió

Cinthia Fernández se había instalado con Matías Defederico y sus hijas, Charis y Bella, pero abandonó el país luego de dos meses, tras la intervención de Ana Rosenfeld. El motivo que la espantó de los Emiratos Árabes Unidos.

Viernes 14 de Noviembre de 2014

Todo indicaba que era una excelente oportunidad profesional y económica para la familia y, tras mucho análisis, Matías Defederico y Cinthia Fernández armaron las valijas y se instalaron con sus hijas, Charis y Bella, en Dubai. Allí, el futbolista se incorporó a las filas del club Al-Dhafra. Embelesados con la belleza del oasis asiático, la familia compartió varias postales de su felicidad en las redes sociales.

Pero el cuento de hadas se esfumó e, intempestivamente, toda la familia decidió abandonar los Emiratos Árabes Unidos, a dos meses de su llegada. Cinthia visitó Intrusos y reveló el motivo que la “expulsó” del país. Embarazada de ocho meses, la modelo contó que, al no estar casada, no tenía obra social ni atención médica.

“Me podía morir tranquila allá. Un doctor me dijo que como no estaba casada, no me podían atender. Para hacerme una ecografía, tuve que pagar fortuna y por abajo. Mil dólares pagué para que te des una idea. Para la religión musulmana es una deshonra una mujer soltera embarazada. Tienen el mejor país del mundo, es hermoso, pero son una basura los árabes”, disparó enojada. “Averiguamos para casarnos allá, pero como estoy embarazada, la religión musulmana no te casa. Vos sos como una cualquiera, resumiéndolo, pero ellos traen prostitutas de todos lados. Fui a una iglesia católica, pero como Mati no estaba confirmado… agotamos todas las opciones”, detalló Fernández.

La botinera explicó que el club debía hacerse cargo de todo, pero ante la inacción de la institución decidió tomar acciones legales. “No nos dieron la visa, ni el auto, ni la obra social, no le cumplieron con nada del contrato. Entonces la llamamos a (Ana) Rosenfeld. Se metió ella y lo tuvieron que indemnizar”, completó Cinthia.

Un capítulo aparte fueron las mellizas Charis y Bella, que acompañaron a su mamá al programa. Las pequeñas, de 1 año y un mes, se robaron todos los aplausos con el show de morisquetas y el pase de comedia que realizaron con Jorge Rial. Mientras Charis correteaba por el estudio, Bella mostró todo su histrionismo y sus muecas con cara de enojada. “Actúa mejor que muchos de los que están acá”, concluyó Rial, entre risas.

¿Te gustó la nota?