Salud
Jueves 02 de Agosto de 2018

Semana Mundial de la Lactancia Materna

Como Institución Privada Amiga de la Madre y el Niño, el Sanatorio San Gerónimo y todas las unidades funcionales que integran el GSG adhieren a la celebración anual de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se realiza entre el 1 y el 7 de agosto.

Designado en 2016 como primera "Institución Privada Amiga de la Madre y el Niño" de la ciudad de Santa Fe, el Sanatorio San Gerónimo lleva delante de manera continua diferentes actividades sobre promoción, protección y apoyo de la Lactancia Materna.

La iniciativa, auspiciada y avalada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), Unicef, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Ministerio de Salud de la Nación, y la Dirección Provincial por la Salud en la Niñez, Adolescencia, Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud de la Provincia, tiene en el Grupo San Gerónimo a su principal impulsor en la Región de Santa Fe.

La importancia de amamantar
La lactancia materna hace posible prevenir la malnutrición en todas sus formas, y garantiza la seguridad alimentaria y nutricional de lactantes, niños y niñas pequeñas.

El amamantamiento natural ayuda a las personas y las naciones a romper el ciclo del hambre y la pobreza: es, por lo tanto, un pilar fundamental de la vida. Proteger, promover y apoyar la lactancia materna es vital para lograr un mundo más sostenible.

Un mundo más equitativo comienza con iniciativas para terminar con la pobreza, proteger el planeta y garantizar prosperidad para todos.

La desnutrición, la inseguridad alimentaria y nutricional, y la pobreza, afectan a millones de personas y entorpecen el desarrollo sostenible.

La lactancia materna es una solución universal que ofrece a todos un comienzo justo en la vida, y sienta las bases para la buena salud y la supervivencia de la niñez y las mujeres.
El alimento perfecto
La leche materna está formulada de forma natural para satisfacer las necesidades nutricionales e inmunológicas del niño y la niña.

La lactancia materna es una manera natural y óptima de alimentar a la niñez y promueve el vínculo entre la madre y la niña o niño, con independencia del entorno.

A pesar de que las tasas globales de iniciación de la lactancia materna son relativamente altas, sólo el 40% de los bebés menores de 6 meses es alimentado exclusivamente con leche materna, y un 45% continúa hasta los 24 meses de edad.

Incrementar la lactancia materna óptima podría evitar más de 823.000 muertes infantiles y 20.000 muertes maternas cada año.
Los peligros de las conductas negativas
No amamantar está asociado con menor inteligencia y da como resultado pérdidas económicas de alrededor de U$S 302 mil millones anuales en todo el mundo.

Existen muchos obstáculos para crear y contar con entornos propicios para que las madres amamanten, que incluyen la falta de servicios de salud capacitados, sistemas de apoyo familiares y comunitarios y políticas laborales en el lugar de trabajo.

La comercialización agresiva de los sucedáneos de la leche materna empeora aún más la situación. Éste es el momento de actuar con firmeza para derrumbar creencias erróneas y costumbres equivocadas.
10 pasos para la Lactancia Materna Eficaz
Los equipos profesionales y auxiliares del Grupo San Gerónimo y de todas sus unidades funcionales se han comprometido ante las autoridades y, por extensión, ante la sociedad a:
1. Disponer de una política por escrito relativa a la lactancia materna, que sistemáticamente se pone en conocimiento de todo el personal de atención de la salud.
2. Capacitar a todo el personal de salud, de forma que esté en condiciones de poner en práctica esa política.
3. Informar a todas las embarazadas de los beneficios que ofrece la lactancia materna y la forma de ponerla en práctica.
4. Ayudar a las madres a iniciar la lactancia durante la media hora siguiente al alumbramiento.
5. Mostrar a las madres cómo se debe dar de mamar al niño y cómo mantener la lactancia, incluso si han de separarse de sus hijos.
6. No dar a los recién nacidos más que la leche materna, sin ningún otro alimento o bebida, a no ser que estén médicamente indicados.
7. Facilitar la cohabitación de las madres y los lactantes durante las 24 horas del día.
8. Fomentar la lactancia materna a libre demanda.
9. No dar a los niños alimentados a pecho, chupadores o chupetes artificiales.
10. Fomentar el establecimiento de grupos de apoyo a la lactancia materna y procurar que las madres se pongan en contacto con ellos a su salida del hospital o clínica.