Santa Fe

Silberstein minimizó los malos resultados en el concurso para fiscales

El ministro de Justicia reconoció que solo el 10 por ciento de los postulantes superó la prueba pero dijo que "se establece un estándar alto que los candidatos deben superar"

Viernes 24 de Febrero de 2017

Los resultados del concurso para fiscales y fiscales adjuntos que se realizó en diciembre para las circunscripciones judiciales 1ª, 2ª, 3ª y 5ª de la provincia se conocieron esta semana y generaron una gran sorpresa. De los 316 postulantes solo cuatro consiguió un superó ampliamente, algo que es requisito para cubrir el cargo de fiscal titular. Pero, además, del resto de los postulantes -entre los que se contaba a funcionarios judiciales actuales- solo 27 aprobaron el examen, que se hizo bajo la modalidad de múltiple choice.

Concretamente, en lo que respecta al concurso para cubrir cargos en la ciudad de Santa Fe se presentaron 151 postulantes, de los cuales 10 aprobaron, aunque sólo dos bajo el criterio de "superado ampliamente". En la capital provincial había 15 vacantes, por lo tanto hubo menos resultados positivos que lugares a cubrir.

El ministro de Justicia, Ricardo Silberstein, se refirió al tema y minimizó la situación y aseguró que esos resultados "no quiere decir que no tengan condiciones para ocupar sus cargos en la Justicia", en referencia a las personas que ya son funcionarios judiciales y reprobaron.

Silberstein reconoció que, en líneas generales, solo un 10 por ciento de los que se presentaron al concurso superó la evaluación. El funcionario provincial explicó por Radio 2 de Rosario que "hay una ley del Consejo de la Magistratura que establece que tiene que haber un concurso para el proceso de selección". A ese llamado se presentaron cientos de aspirantes en diciembre último.

Silberstein detalló que, para la conformación del jurado, "los colegios de abogados remiten profesionales que tienen esta especialidad, también las universidades mandan profesores y participan jueces del fuero penal". Por eso indicó que "hay tres miradas distintas para evaluar a los candidatos".

El ministro contó que para superar la evaluación "tenían que tener antecedentes en la especialidad, acreditar prácticas, tener un conocimiento mínimo del derecho penal (examen que se hizo por múltiple choice) y luego tenían que resolver un par de casos". Y añadió que "también hay un examen psicofísico".

Silberstein trató de quitarle impacto a la masiva reprobación y argumentó que "se establece un estándar alto que los candidatos deben superar". Y en ese sentido recordó que "la seriedad con que se llevan delante las investigaciones está en manos de los fiscales".

"A lo mejor están en condiciones de ocupar el puesto de fiscal adjunto pero no para ser fiscal titular; que sean reprobados ahora no quiere decir que no tengan condiciones para trabajar en la Justicia", estableció.

Una de las magistradas que integró el jurado fue la doctora Jaquelina Balangione, esposa del presidente de la Corte Suprema de Santa Fe, Rafael Gutiérrez, y máxima candidata al puesto de defensor general, del que fue destituido Gabriel Ganón. Sobre esta cuestión, Silberstein descartó cualquier "posibilidad" de revanchismo hacia los fiscales y abogados que en su momento respaldaron al ex defensor.

¿Te gustó la nota?