Santa Fe
Jueves 23 de Noviembre de 2017

Simoniello se despidió del Concejo y en su lugar asumió Marcelo Ponce

El edil del FPCyS-UCR dejó su banca para desempeñar un cargo en el gobierno provincial. El ahora exdirector de Derechos Ciudadanos ya ocupa su lugar. Emotivo acto, con un recinto lleno de militantes y familiares

Minutos antes de las 17 comenzó la sesión y luego del ingreso de los expedientes como Asuntos Entrados, se alteró el orden y se trató y aprobó la nota de renuncia de Leonardo Simoniello (FPCyS-UCR) y también la que establecía que en su reempalzo asumiría Marcelo Ponce. Con un recinto lleno de militantes que con banderas y cantos acompañaron a sus referentes, familiares y amigos, llegó el momento de la despedida con palabras de agradecimiento, aliento y reconocimiento por la labor cumplida.


Luego de breves pero emotivas palabras de Leandro González, Juan Cesoni, Fernando Fleitas, Carlos Suárez, Sergio Basile, Franco Ponce de León, Marcela Aeberhard y Ignacio Martínez Kerz, Leonardo Simoniello realizó un balance sobre lo hecho durante los últimos años desde 2011 hasta 2016, pero también aprovechó para referirse a su situación personal.


Vale recordar que desde 1999 y hasta 2007 cumplió dos períodos y luego fue diputado provincial hasta hace seis años.


Luego de las palabras de todos, el presidente del Concejo Municipal, Sebastián Pignata le tomó juramento a Marcelo Ponce que hasta hace unos días se desempeñó como director de Derechos Ciudadanos. Acto seguido pasó a ocupar su banca, la que dejó Simoniello, entre Leandro González y Sergio Basile.


En primer lugar, aseguró estar satisfecho "por la labor cumplida". "Ser de Santa Fe y amar eso hace que se valore aún más la tarea en el Concejo, esa pertenencia es la que me ha ligado a este lugar. Desde chico venía a escuchar las sesiones que me apasionaban y por eso tengo una relación tremenda con todos y diría que llevo el Concejo en la sangre", fueron las primeras palabras de Simoniello.


Pero "llegó el momento de tomar decisiones, de cerrar ciclos", dijo y agregó también "de entender que hay militantes nuevos y que es momento del recambio". Pero también en este momento aprovechó para hacer referencia a su situación personal a la que calificó como "injusta".


"Durante muchos años milité por los valores y ese valor que tiene la justicia y la impotencia que se siente como eso que pasa lo golpea a uno que se puede defender o que golpea a esos que no se pueden defender como los hijos", comenzó su defensa.


Luego continuó: "No se puede ser observador pasivo de su propia realidad y callar. Por eso en ese dolor familiar que vivimos quiero agradecer al periodismo por la seriedad con la que tomó el tema, que con su silencio respetaron; a mis amigos y sobre todo a mi familia".


De esta manera se adentró al tema y aseguró que es la primera vez que habla del tema y eligió el Concejo. "Lo hago como padre, abuelo, hijo, hermano y amigo de mis amigos que me conocen y que saben lo que es mi familia. No me voy a quedar callado porque esto no le puede tomar a nadie más. Y no me voy a callar porque somos militantes de la paz, la vida y la justicia y cada daño a estas cosas hay que hablar".


Un camino recorrido

En cuanto a su labor como concejal destacó que su desempeño como presidente no hubiera sido posible sin el rol de cada uno de los ediles que forman el cuerpo. "Ayudó mucho la posibilidad de creer, de pensar, de tener en la cabeza una ciudad y en esta línea fuimos discutiendo y armando lo que queríamos y eso se logró teniendo mayoría pero también siendo minoría", resumió.


"Se lograron muchas cosas, aún en años electorales y en plena campaña, pero me voy con las anotaciones de lo que falta. De todas maneras me quedan las grandes ordenanzas estratégicas que hacen al crecimiento de la ciudad", dijo más adelante y consideró que vive un momento difícil pero "nos vamos como vinimos: rodeados de los amigos y de la militancia".


Para finalizar, expresó: "Quiero agradecerle a mi familia, a mis hijos de los cuales me siento muy orgulloso. La familia se valora mucho porque esto viene y se va pero ellos siempre nos sostienen. De todas maneras esto no es un adiós sino un hasta luego. Vamos a estar en un lugar que pensamos con un criterio de desarrollo de las ciudades, de los pueblos de al lado y vamos a seguir trabajando juntos incluso mucho más que lo que lo hicimos hasta ahora".