Martes 13 de Febrero de 2018

Un joven de 17 años fue hospitalizado tras ser atacado por rugbiers

El muchacho intentaba evitar una pelea callejera en la ciudad bonaerense de Monte Hermoso.

Un grupo de rugbiers atacó violentamente y por la espalda a un joven de 17 años que intentaba evitar una pelea callejera en la ciudad bonaerense de Monte Hermoso.

El joven golpeado, identificado como Emanuel Eduardo Orta Díaz, de 17 años, oriundo de La Pampa, fue hospitalizado e intervenido quirúrgicamente por un coágulo de sangre en la cabeza provocado por una hemorragia intracraneal, informaron fuentes judiciales que investigan el hecho.

El hecho que trascendió este martes por la viralización del video de una cámara de seguridad ocurrió en la madrugada del sábado en la peatonal Dorrego, entre avenida Costanera y avenida Argentina, en Monte Hermoso, unos 630 kilómetros al sur de la Capital Federal.

Uno de los amigos de Orta Díaz había chocado aparentemente sin intención con una chica en la escalera de un boliche, lo que generó la furia de los amigos que acompañaban a la joven, que salieron a buscar al protagonista del accidente.

Los rugbiers increparon al joven que caminaba con amigos por las calles de la ciudad balnearia, a pocos metros del boliche, y lo desafiaron a pelear.

Orta Díaz intentaba calmar a los atacantes cuando uno de ellos le propinó una brutal trompada en la cabeza desde atrás, lo que hizo que el adolescente se desplomara al piso.

Una vez en el suelo, Orta Díaz fue atacado a patadas y trompadas por tres personas -que luego fueron identificadas por la policía como jugadores de rugby- por lo que perdió el conocimiento y fue traslado al hospital local, lugar al que llegó desvanecido.

El joven fue atendido en el hospital de Monte Hermoso y fue dado de alta el sábado a la mañana aunque debía presentarse por la tarde para un control.

Como no lo hizo, fueron a buscarlo a la casa y vieron que seguía con dolor de cabeza y vómitos, por lo que fue trasladado a Bahía Blanca donde los médicos le hicieron estudios y lo sometieron a una neurocirugía por un derrame intracraneal.

Oscar Orta Díaz, padre de la víctima, reclamó este martes en declaraciones a La Nueva que la Justicia actúe aunque se resignó porque "en 20 días están sueltos y le van a seguir pegando a otros" ya que "son asesinos".

"Ellos siguen pegando, son asesinos. Lo que le hicieron a mi hijo es de asesinos: venir a pegar de atrás y noquearlo. Casi lo matan", lamentó Oscar, quien llegó desde General Pico, La Pampa, a Bahía Blanca para seguir de cerca la recuperación de su hijo.

Por el hecho y con orden judicial la Policía detuvo a tres personas: Cristian David Marsero y Marcos Emanuel Pascal, los dos de 27 años y oriundos de Santa Rosa, y a Guido Gastón García, de 22 y de Coronel Dorrego.

Los testigos habrían señalado a García como el principal agresor.