Fue bien diferente el caso de Rivas al de Valeria Bertuccelli, y también la reacción de Darín sobre cada caso. Con Érica reconoció que no se llevaron bien (tras terminar la temporada ella se bajó de una gira por España y fue reemplazada por Andrea Pietra que continúa en la obra), mientras que con Bertuccelli se mostró sorprendido y dolido porque -según él- nunca le dijo que se sentía mal trabajando juntos, pese a la amistad que los unía.

Se filtró el motivo que inició la mala relación, que fue empeorando cada vez más, entre Darín y Érica Rivas, luego enemistados definitivamente.

Se había dicho de roces en escena y discusiones por temas referidos a lo que pasaba arriba del escenario.

La causa puntual tuvo que ver con una frase del personaje de Érica Rivas, que a su vez coincidía con una muletilla de uno de los personajes de Casados con hijos, la clásica sitcom repetida hasta el hartazgo que está impregnada en el inconsciente colectivo de la gente.

Por ese motivo, cuando Rivas lanzó con un tono parecido a la serie la frase en el marco de la obra, el público estalló en carcajadas y levantó aplausos a rabiar, que luego se materializaron nuevamente en el aplauso final.

Las versiones dicen que tras esa función, Darín le gritó a su compañera: "Me estás boicoteando la obra", y lo habría acompañado de un insulto. Dicen que desde ese momento la relación no tuvo vuelta atrás y que Érica siguió manteniendo ese tono en el parlamento que coincidía con el de la comedia de Telefe, cosa que Darín no le habría perdonado jamás.

TeleBajocero