Santa Fe
Sábado 28 de Octubre de 2017

Una multitud

Cuando María Cristina Balán y Ariel Acosta se conocieron ya tenían ambos una familia. Mary era separada, y mamá de Carlos (hoy 46 años), Adriana (45) y Cristian (fallecido, hoy tendría 39). Ariel había enviudado y era papá de Nanci (46), Ángel (44), Víctor (36) y Samanta (33). Juntos, luego tuvieron a Rodolfo (32), Natalia (29) y Carmela (26).

Esta gigante familia ensamblada continuó multiplicándose en la siguiente generación. A Natalia la esperan hoy más de 40 sobrinos y 21 sobrinos nieto (la mayor cumplió 15), además de sus 8 hermanos vivos y sus padres. Muchos de ellos, comenzando por Mary y Ariel, llevan su foto a todos lados, siempre de fondo de pantalla de sus celulares.

En la mesa de los Acosta, hace ocho años que nadie ocupa el lugar a la derecha de Ariel, sentado siempre en la cabecera, mirando hacia la puerta, como a la espera de que un día se abra y le vuelvan a gritar: "¡Papucho! ¿Está listo mi estofado?".