Santa Fe
Sábado 28 de Octubre de 2017

Una noche inusual

La noche en que Natalia desapareció se alteró el esquema de trabajo en la esquina de Suipacha y 25 de Mayo. Pasada la medianoche, de las tres mujeres que cubrían esa parada y, a la vez, se cuidaban entre sí, solo quedó ella.

La cuñada, hermana de Eduardo –la pareja de Natalia– se ausentó porque dijo que debía quedarse a cuidar a su hijo, porque tenía fiebre. La mujer del primo de Eduardo, decidió abandonar la esquina e irse a su casa a la una (dos horas antes de lo habitual). Natalia se quedó sola. Desapareció antes de las 3 de esa madrugada.

Tiempo después, al conocer la actividad de su hija y relacionar los modos en que se manejaba con sus compañeras; la familia Acosta marcó el dato de lo que ocurrió esa noche. Por alguna circunstancia, el esquema se había alterado, justo esa madrugada.