Unión
Viernes 05 de Enero de 2018

A Madelón le cumplirán dos grandes deseos

Desde hace varios mercados de pases el entrenador tatengue viene apuntado a los mismos jugadores y parece que en este mercado de pases los dirigentes le darán el gusto. Enterate quiénes están a un paso de ponerse la rojiblanca

En cada mercado de pases los nombres de los jugadores apuntados se guardan bajo siete llaves, por lo cual cuando trascienden algunos de ellos más tiene que ver con profundas investigaciones periodísticas o bien porque el jugador contactado o su representante reconoce la negociación.

Este es el caso de Unión, ya que a los jugadores apuntados solo los manejan Leonardo Madelón, el presidente Luis Spahn y el mánager Martín Zuccarelli, quienes son los encargados de realizar todas las etapas de la gestión: seducción, negociación e incorporación.

Sin embargo, hay algunos nombres que se repiten ya que son del gusto del DT, que por distintos motivos sus arribos no se pudieron dar en anteriores mercados. Sin embargo, cuando se abre uno nuevo siempre se hace un intento por tratar de seducirlos.


Este es el caso de Rodrigo Gómez, quien prácticamente tiene un pie en Unión para afrontar la segunda parte de la Superliga, donde el equipo se ubica en el tercer puesto, con muy buenas perspectivas de clasificarse por primera vez en su historia para un certamen internacional.

Droopy ya tiene definido con los dirigentes cuánto va a ganar en el club del cual es hincha fanático. Incluso tiene otras propuestas del fútbol argentino, pero él considera que este es su momento y que para resurgir futbolísticamente nada mejor que hacerlo en Unión, muy cerca de sus familiares y amigos.

En tanto, el otro jugador que estaría a un paso de convertirse en la nueva cara de Unión es Fabián Bordagaray. El exdelantero de San Lorenzo y River es un viejo anhelo de Madelón, quien en reiteradas oportunidades intentó convencerlo para que llegue al club.

En el último mercado de pases prefirió volver a Defensa y Justicia, equipo donde había dejado una gran imagen en su anterior paso antes que llegar al Tatengue. Había llegado como una gran apuesta a Rosario Central, donde nunca pudo lograr la continuidad buscada. De hecho tampoco la pudo lograr en el Halcón, que tiene en los santafesinos Nicolás Fernández y Fernando Márquez a sus principales exponentes ofensivos.



Ahora parece ser la oportunidad propicia para que finalmente Bordagaray acepte la propuesta de Unión y llegue para afrontar lo que le queda al campeonato de Primera División. Seguramente debe ser consciente que Lucas Gamba y Franco Soldano son inamovibles en sus puestos, pero seguramente que si aprovecha sus minutos se puede convertir en una gran arma de recambio y perfilarse para ser uno de los referentes ofensivos para cuando a los titulares les toque emigrar en junio.

Por lo tanto, si es que se llegan a concretar ambas negociaciones (Gómez y Bordagaray), Unión ya podría mirar de otra manera el mercado de pases, sin la desesperación que implica tener que reforzar sí o sí el mediocampo y la delantera como pretendía el entrenador.


fABIÁN bORDAGARAy 2.jpg


Esto seguramente le dará la tranquilidad a los dirigentes, el mánager y el DT para analizar los jugadores que son ofrecidos, muchos de los cuales interesan por trayectoria, proyección y calidad, como sucede con Santiago Silva, Gonzalo Bergessio y Ramiro Carrera.