"Es una semana especial. La gente te lo hace saber. Es la más importante para ellos y nosotros trataremos de estar a la altura para darle una alegría. Haremos la posible", remarcó el defensor de Unión, Jonathan Bottinelli, de cara al Clásico del próximo domingo en el estadio Brigadier López, desde las 17.45 y con arbitraje de Fernando Rapallini.

Junto al capitán de Colón, Guillermo Ortiz, el jugador rojiblanco formó parte del ciclo de ConferenciaSAF que organiza la Superliga antes de cada derby. Es así como, a diferencia de la edición anterior donde el que estuvo el entrenador Leonardo Madelón, ahora el que tomó la posta fue el zaguero. "Estamos entrando en el momento en el que el equipo muestra su mejor nivel. Los resultados nos mantienen en los primeros puestos y buscaremos seguir así, creciendo como equipo, entendiendo que aún quedan muchas cosas por mejorar".

LEER MÁS: A Nereo lo van a esperar hasta el día del partido

Seguidamente, puso énfasis en la situación de Nereo Fernández, que habría sufrido una ruptura fibrilar y es duda: "Nereo tuvo una molestia después del partido ante San Lorenzo. Ojalá pueda estar. Pero seguramente sino lo hace está (Joaquín) Papaleo, que tiene toda nuestra confianza. Pero esperemos a ver que idea tiene Leo (Madelón)".

"Es un partido especial para todos. No soy de la ciudad, pero a medida que pasa el tiempo me voy sintiendo parte de ella y por eso queremos darle una alegría a la gente. La realidad es que este partido vale solo tres puntos, como todos los otros, pero para la gente significa mucho más y por eso trataremos de llevarnos la victoria a casa", admitió.

LEER MÁS: Nuevo capítulo en la venta de Franco Soldano

Cuando se lo consultó sobre la manera de jugar, manifestó: "Ponermos ver y analizar todo, como dijo Guille (Ortiz), es complicado, por que todos los partidos son diferentes. Trataremos de neutralizar al rival e imponernos. Trataremos de hacer un gran partido y con buena leche, sin lastimar al rival y que gane el mejor. Estamos bien para hacerlo".

"Es importante defender bien, pero para ganar tenemos que hacer un gol y por eso trataremos de ser equilibrados. Esperamos lo mejor personalmente", enfatizó.

El igual que Guillermo Ortiz, bregó por la vuelta de los hinchas visitantes a las canchas: "Es especial jugar con ambas hinchas y que sea una fiesta. Hace mucho tiempo que lo venimos diciendo. Tengo compañeros que no deben saber lo que es jugar así. Es algo muy lindo y la gente se merece que estén todo. Es un partido de fútbol en lo que no debería haber violencia. Ojalá se pueda volver a dar".