Unión cerró una campaña que quedará grabada a fuego en el corazón de todos los hinchas, ya que consiguió clasificarse por primera vez a un torneo internacional en su historia y se despidió abrochando su pase a los 16avos de final de la Copa Argentina tras derrotar a Juventud Unida de Gualeguaychú.

Desde que Leonardo Madelón es el técnico, el club le dio una gran importancia a la Copa Argentina. De hecho el DT decidió dar un paso en su segundo ciclo luego de quedar eliminado en los cuartos de final por River, que lo superó por 3-0 en Mar del Plata en la edición 2016.

En tanto, en la del año pasado el equipo tenía el cuadro abierto debido a la cantidad de equipos de Primera que quedaron en el camino. Sin embargo, el Tate sufrió la tendencia que prima en este equipo de competencias y quedó eliminado por Deportivo Morón, de la "B" Nacional, quien lo derrotó por penales en cancha de Instituto de Córdoba tras empatar sin goles en los 90 minutos reglamentarios.

LEER MÁS ►► Unión avanzó a los 16avos de la Copa Argentina y cerró una histórica temporada

El premio que otorga la Copa Argentina es nada más ni nada menos que la clasificación a la Copa Libertadores, a la cual buscarán llegar varios equipos de Primera División que no pudieron obtener su cupo por la Superlioga, como Independiente y River, entre los más calificados. Otro de los que tenía el mismo objetivo era Racing, que quedó fuera de carrera tras caer inesperadamente frente a Sarmiento de Resistencia.

Justamente el conjunto chaqueño será el rival en los 16avos de final del Tate, quien de esta manera eludirá a uno de los grandes del fútbol argentino. En la previa el cuadro se presentaba complicado al tener un hipotético duelo ante Racing, pero el cuadro se le abre al tener que enfrentar a un equipo de dos categorías inferior.

Si se sigue la lógica (aunque quedó demostrado en esta competencia que pocas veces sucede), si consigue sortear a Sarmiento de Resistencia luego el Tate, en octavos de final, tendría por delante a Lanús como rival más calificado. Por esa parte también vienen Atlético de Rafaela, Defensores de Belgrano y Douglas Haig de Pergamino.

De avanzar, en cuartos de final tendría a River como rival más importante. El Millonario busca en la Copa Argentina el cupo que no pudo obtener por el torneo local para disputar la Libertadores. Por esa parte del cuadro también van Banfield y Belgrano, en cuanto a los rivales de Primera División.

LEER MÁS ►► De Iriondo: "Ojalá que todo esto sea el comienzo de algo mejor"

En tanto, de llegar a las semifinales debería cruzarse con los equipos que vienen por la parte baja del cuadro que viene de su lado. Allí aparecen Boca, Independiente, Vélez, Tigre, San Martín de San Juan, Patronato y Gimnasia, en cuanto a los equipos más importantes del fútbol argentino. De estos equipos, solo el Xeneize obtuvo el cupo para la próxima Libertadores.

Mientras que solo en una hipotética final se podría dar el Clásico Santafesino, ya que Unión y Colón vienen por distintas partes del cuadro. Por esa parte también figuran Estudiantes, San Lorenzo, Argentinos, Defensa y Justicia, Newell's, Godoy Cruz, Huracán, Atlético Tucumán, Rosario Central y Talleres, en cuanto a los equipos de la máxima categoría del fútbol argentino.

En resumen, si se analizan los cuadros en cuanto al favoritismo de los equipos que disputan el certamen y suponiendo que el Tate llega a la final, su camino sería: ante Sarmiento de Resistencia (16avos de final), Lanús (octavos de final), River (cuartos de final), Boca o Independiente (semifinal) y San Lorenzo (final -única instancia donde podría enfrentar a Colón-).