Gabriel Compagnucci tenía un par de opciones para elegir su futuro pero nunca dudó en venir a Santa Fe para jugar en Unión, siempre sabiendo que arranca desde atrás pero intentará ganarse un lugar en el equipo rojiblanco.

En pocas horas realizó un par de entrenamientos y vio acción en el amistoso frente a San Martín de Formosa. Una vez finalizado el cotejo charló con la prensa y dio su impresión respecto a la posición en la cual se desempeña: "La verdad que, con respecto a mi posición, me gusta jugar por la banda, que es donde más me destaco, sobre todo derecha. Si lo tengo que hacer por izquierda me adapto también. Feliz de ser parte de este grupo con mucha hambre y de a poco voy poniéndome a punto para buscar la plenitud física y así estar a la altura de Unión".

Siempre con un ida y vuelta que pudo observarse cuando se desempeñó en Almagro y le valió ser tenido en cuenta por Madelón, el mediocampista acotó que "dentro del campo me gusta ir por la banda y aportarle al equipo dinámica y tratar de asistir a los delanteros. Cuando uno asiste a un delantero se siente feliz. Buscaré aportarle velocidad y, si puedo, llegar también al gol".

LEER MÁS: "Me daría vergüenza venir a un grupo donde no pueda pelearla"

Si bien la dirigencia rojiblanca, junto al secretario deportivo y el mismo entrenador decidieron sellar la operación para contarlo entre sus filas, el propio Compagnucci admitió que "sabía que hace un tiempo el club me venía siguiendo. Me pone muy contento ser parte de este club que trata de crecer. Hablando con Leo (Madelón), lo que le pide a todos es humildad y trabajo para lograr cosas. Cada uno que llegue aportar un granito de arena".

Antes de retirarse, el joven futbolista reconoció que este desafío "me agarra en un buen momento y voy a entrenar para no desaprovechar esta posibilidad y aportar mi granito de arena. Estuve 20 días haciendo la pretemporada con Independiente y cuando me salió lo de Unión no lo dudé".