Todo cambió para Unión en apenas unos minutos. Pero hay una jugada que marcó un antes y después en la continuidad del encuentro.

Se moría la primera mitad con el pleito igualado 1 a 1. Leo Pisculichi pelea por ingresar al área por el sector izquierdo y se deja caer, algo que Lamolina compró pues Damián Martínez no lo tocó. Ese invento del juez desembocó en el 2 a 1 para los de Alfredo Berti.

Ni bien terminó el partido el defensor no dudó en afirmar que "yo veo que viene alguien de atrás y me paro, cobra un penal que nos perjudicó, nos estamos jugando cosas importantes y eso te da mucha bronca. Hicimos un gran partido, incluso después de la expulsión de Yeimar (Gómez Andrade) pero no pudimos empatar".

Y más adelante, agregó: "El arbitraje fue lamentable, hablé con él y para él era penal me dijo, no le quiero pegar, se tira solo. Nos encontramos con la ventaja pero hoy nos tocó a nosotros ser perjudicados".