Unión

Damián Martínez, el regreso más esperado en Unión

El Tate ya se mentaliza en salir de esta meseta en la Superlig, ya que tiene varias semanas para trabajar por la postergación del partido con River

Domingo 04 de Noviembre de 2018

Después del empate de este viernes ante Patronato 2-2, Unión ya sabe que deberá estar por lo menos dos semanas para volver a jugar. Se debe a que por la 12ª fecha debía visitar a River, pero como está programada la primera final de la Copa Libertadores para ese día, dicho compromiso fue postergado, sin un día de disputa aún confirmado.

Es así como el plantel tendrá varios días por delante para entrenar y tratar de enmendar los detalles que solo le permitieron sumar un punto en sus últimos dos partidos en el estadio 15 de Abril. Se podría decir que el equipo entró en un bache inesperado, ya que ante Godoy Cruz tenía la posibilidad inmejorable de quedar, por lo menos transitoriamente, como puntero de la Superliga. Sin embargo, el rival fue más astuto y se quedó con el partido aprovechando las ocasiones que tuvo.

El entrenador, Leonardo Madelón, entendió eso como una lección de la que había que aprender. Es así como, sumado a algunas bajas, dejó el 5-4-1 y regresó al 4-4-2 para intentar recuperar el gen que lo llevó a sacar buenos dividendos al comienzo. Ante el Patrón no anduvo con todas las luces, pero le alcanzaba para ponerse arriba en el marcador. Sin embargo, no tuvo la solidez suficiente para aguantar la ventaja y se lo terminaron empatando cuando faltaba muy poco para el final.

Está claro que hay jugadores que bajaron su nivel, que a la postre eso hace que la estructura también merme en el rendimiento, por el eso el estratega rojiblanco tendrá bastante tiempo para trabajar no solo en lo fútbolístico sino también en lo mental para que este bache no se acreciente. 

Pensando justamente en lo que se viene ya puede ser tenido en cuenta Damián Martínez, una de las figuras, quien purgó su fecha de suspensión por haber llegado al límite de amarillas ante el Tomba. Producto de su salida es que se dejó la línea de cinco en el fondo. Habrá que ver si Madelón, pese su retorno, apuesta por la formación que tan bien funcionó ante Rosario Central y Argentinos o si ratifica las dos líneas de cuatro, que este viernes tuvo a un creador como Rodrigo Gómez.

Después, habrá que ver cómo marcha la recuperación de Mauro Pittón, que viene trabajando de manera diferenciada producto de un esguince de grado tres. No tiene todos los ligamentos comprometidos, siendo un dato alentador en su puesta a punto, pero al ser un lugar muy delicado requiere de mucho énfasis para que su evolución sea óptima. Se decía que tenía que estar por lo menos dos semanas fuera de las canchas, pero ante este parate de Unión, quizás el destino le de chances para llegar al próximo compromiso.

Desde este lunes se retomarán los entrenamientos en el predio Casasol, que seguramente será con tareas regenerativas y otras de intensidad para ya dar vuelta la página, pasar el mal trago y armar todo lo que se viene.

¿Te gustó la nota?