Cuando llegó a Unión, muchos hinchas se sintieron conformes por lo que había mostrado en Vélez. Una vez que comenzó a jugar ratificó la confianza que se le tenía y hoy es uno de los puntos altos de esta gran campaña en la Superliga. Se trata del uruguayo Diego Zabala, que este viernes estuvo en la atención a la prensa, donde contó sus sensaciones por este grato momento por el que está atravesando el equipo y de cómo se dará el partido ante Rosario Central de este sábado, a las 17, en el Gigante de Arroyito.

"Me pone contento poder convertir y más si sirve para ganar. Para uno siempre es importante el gol, pero si lo hace otro es producto de lo que hace el equipo. Me considero un volante ofensivo, aunque como dije, se debe a que hay un gran trabajo de los compañeros para que llegue con posibilidades de convertir. Me fijo más en el resultado en que si hago yo u otro el gol", apuntó el charrúa.

LEER MÁS: ¿Será el jugador que Madelón tanto estaba buscando?

Respecto a los factores que llevan al Tate a ser protagonista, dijo: "El trabajo día a día que venimos haciendo. La humildad con la que encaramos cada partido. Es la clave de por qué estamos terceros y por eso hay que seguir por ese mismo camino".

De todas maneras, no fue más allá de las ilusiones que tienen los hinchas de pelear el campeonato: "Ahora solo pensamos en ganarle a Central. Después digo lo mismo que el resto, saber que estamos en el día a día, en el partido a partido y no para otra cosa. Porque se puede dar un desliz que nos haga hacer perder puntos. Entonces no podemos pensar en otras cosas".

LEER MÁS: Franco Soldano y Lucas Gamba, la dupla que hace ilusionar al Tate

Indefectiblemente, analizó cómo se puede dar el encuentro ante el Canalla: "Se viene un rival difícil y una cancha muy complicada. Tienen jugadores de jerarquía, que corren y meten, pero tenemos que confiar en nosotros y con el material que nos dio el cuerpo técnico tratar de aprovechar sus falencias. Tenemos que preocuparnos por nosotros y no tanto en lo que haga Central".

"Tenemos que estar tranquilos. Sabemos que los de afuera no juegan, pero dentro de la cancha hay que ser inteligentes. Se nos vendrán en los primeros minutos porque son locales y nosotros tenemos que estar ordenados. En base a eso tratar de aprovechar las situaciones de gol para quebrarlos", concluyó.