Unión

Droopy Gómez define qué será de su futuro

El volante, que quiere seguir en Unión, tiene contrato hasta junio del año que viene con Toluca, que pretende venderlo en este mercado de pases.

Jueves 27 de Diciembre de 2018

El desempeño de Rodrigo Gómez en Unión estuvo muy lejos de lo esperado. Llegó en el mercado de pases de verano, se sumó a la pretemporada que el plantel realizaba en Mar del Plata y su contratación se justificó en las ganas que tenía de vestir la camiseta del club del cual es hincha fanático, y para darle el salto de calidad a un plantel que venía de cerrar en el tercer lugar de la tabla de posiciones la primera parte de la Superliga 2017/2018.

En la primera parte del año, por Superliga, solamente jugó 13 encuentros y no convirtió tantos, mientras que despidió la temporada con un tanto de penal en el debut del Tate en Copa Argentina frente a Gimnasia de Concepción del Uruguay.

Cuando se esperaba que explote para la segunda parte del año, luego de una pretemporada entera con el plantel tatengue, su producción nunca pudo destacarse del resto, aunque tuvo algunos pincelazos de su talento que habrían convencido a Leo Madelón de que continúe en el club para el 2019.

Es que en el próximo año el Tate disputará por primera vez la Copa Sudamericana, jugará la última parte de la Superliga, la nueva Copa de la Superliga y hará su debut en la Copa Argentina.

Al volante se le termina el contrato con Unión el 31 de diciembre, mientras que debe volver al Toluca, donde tiene vínculo hasta junio del 2019. Si no lo renueva o si no lo venden a otro club quedará con el pase en su poder.

El jugador estuvo en México donde se reunió con los dirigentes de la entidad azteca, aunque no pudo llegar a un acuerdo para su salida, debido a que pretenden recuperar parte del dinero invertido hace dos años y medio cuando se lo compraron a Independiente.

Droopy habló con LT10 en las últimas horas y expresó: "Siempre hay cosas para mejorar y corregir, siempre tratando de dar lo mejor de mí. Me quedó la espina de jugar un poco más. Me hubiese gustado dar un poco más desde lo deportivo. Pero en varios encuentros donde me tocó entrar pude demostrar y ayudar al equipo que fue lo importante".

Mientras que sobre cómo marchan las negociaciones con Toluca para rescindir su vínculo, expresó: "Estuve cuatro días en México, donde fui a solucionar algunas cuestiones con Toluca. Soy jugador de Unión hasta el 31 de diciembre, por lo que no puedo entrenar todavía con el club mexicano. La realidad es que están complicadas las negociaciones, y de las dos partes saben cuál es mi postura".

"El club la gente que lo tiene que saber ya conoce mi postura sobre mi futuro. Unión es mi club, Santa Fe es mi ciudad y donde quiere estar mi familia. Pero no depende de mí ni de Unión, estoy atado al Toluca por seis meses más. Son negociaciones que demandarán tiempo y paciencia", agregó en otra parte de la entrevista.

Y finalizó de la siguiente manera: "En el balance de los equipos que llamen o se comuniquen se tomará la mejor decisión en caso de no seguir en Santa Fe. Es incierto mi futuro, viajé con una expectativa que no se pudo lograr en México, no pudimos llegar a un acuerdo, por lo que hasta el 31 de diciembre soy jugador de Unión".

¿Te gustó la nota?