Unión
Martes 17 de Abril de 2018

El colchón inicial lo mantiene en carrera

La campaña de Unión en el segundo semestre de 2017 es la que le permite estar en zona de clasificación a una copa internacional. Los números no le cierran en 2018 pero el objetivo aún está al alcance de la mano.

Los rendimiento fueron distintos, pero ese colchón que obtuvo Unión en el primer tramo de la Superliga es el que actualmente lo mantiene en zona de clasificación a una copa internacional.

Si bien el objetivo cambió con el correr de la competencia, en la recta final el equipo comenzó a resignar unidades que pueden costarle caro en el conteo final.

La impecable campaña desde el 28 de agosto cuando empató 1-1 ante Newell's, mereció la consideración de todo el ambiente futbolístico: 6 triunfos, 4 empates y apenas 2 derrotas para reunir 22 puntos sobre 36 en disputa (61,11%). Así se iba este plantel a las vacaciones, dejando la sensación que su rendimiento merecería algo más que salvarse del descenso.

Y a pesar que esta realidad marca que ninguno de los dos jugadores que llegaron le rindió a Madelón (Gómez y Núñez), haber dado vuelta el marcador frente a Racing ratificó el 28 de enero que los rojiblancos querían más en su afán por entrar en la historia del club.



Claro que si tomamos ese partido a la fecha, con tres cuatro capítulos por desarrollar (Atlético Tucumán, Talleres, Boca e Independiente), la situación se complicó más de la cuenta, aún estando en la 8ª posición con 36 unidades, afirmado en zona de Copa Sudamericana, pero con siete equipos que están atrás separados por tres puntos.

Después de superar a la Academia, Unión apenas sumó 11 en las últimas 10 fechas (36,66%), con dos victorias (Temperley y Banfield), cinco empates (Arsenal, Colón, San Lorenzo, San Martín de San Juan y Tigre) y tres derrotas (Rosario Central, Estudiantes y Argentinos).

La condición de invicto en el 15 de Abril no es sinónimo de gran eficacia, porque empató más (6) de lo que ganó (5), pero en ese trayecto resignando dos unidades valiosas frente a Chacarita, Arsenal, San Martín y el más reciente con Tigre.

De hecho, en sus últimos tres partidos no pudo sostener el resultado luego de marcar el primer gol. Por eso aquel interesante arranque, además de engrosar el promedio, es lo que lo ubica en condición de seguir dependiendo de sí mismo para entrar en la historia.



El fixture puede que sea complicado: Tucumán es un rival directo; Talleres lleva tres caídas en fila pero aún está en zona de Copa Libertadores; Boca viene en caída libre y la chance de recibir al Tate con el título en el bolsillo decreció; en tanto Independiente llegó a zona de Copa Libertadores pero si se duerme perderá su lugar.

Todos juegan por ingresos a Copas, en un certamen donde con suma antelación la parte baja ya está resuelta en el último mes de competencia. De Unión depende dar el último paso adelante para plasmar un objetivo que por mérito propio fue consiguiendo a lo largo de la Superliga.