Hoy en Unión la cabeza está centrada en sumar la mayor cantidad de puntos posibles en esta recta final de Superliga y por eso el duelo crucial ante Talleres se lleva toda la atención. Más que nada, para seguir con la ilusión de clasificar por primera vez a una copa internacional. Pero paralelamente hay otras cosas que se vienen cristalizando.

LEER MÁS: Madelón cuida a su principal carta ofensiva

Se sabe que el defensor Jonathan Bottinelli extendió su vínculo con la institución por un año más, en un claro síntoma de lo cómodo que está en Santa Fe y, además, porque se formó un grupo competitivo y que rompió el molde. Llegó a estar tercero y, por esas cosas del fútbol, le tocó caer en una meseta en esta parte, aunque aún hay chances de volver a la senda triunfal.

LEER MÁS: La gran apuesta de Spahn en la recta final de la Superliga

Pero las buenas noticias siguen llegando y es así como el club se aseguró la continuidad de otro zaguero, en este caso con mucha proyección. Se trata del esperancino Mariano Gómez que, a sus 18 años, firmó su primer contrato con una duración de tres años. Con más de 1,90 metros, se ganó un lugar en la consideración del entrenador, Leonardo Madelón, a punto tal de haber debutado ya en Primera y de haber tenido su presentación como titular en el empate 0-0 ante Arsenal.

Uno de los importantes diamantes en bruto que tiene el Tate hoy dentro su plantel, porque además integra la Selección Argentina Sub 19. Ahora quedará por cuenta de él seguir creciendo y poder afianzarse.