"Son partidos a los que les damos mucha validez, porque nos sirvió para completar 90' y de paso ver algunos pibes, como (Joaquín) Papaleo. Nos sorprendieron de entrada, que tampoco quiere decir hayamos estado dormidos. Encima sufrimos la expulsión de (Jonathan) Bottinelli, pero el equipo tuvo madurez, paciencia y carácter para salir adelante. Nos tocó un rival difícil, al que costó vulnerar. Después con los goles se hizo más sencillo". Así de coherente fue el entrenador de Unión, Leonardo Madelón, luego de la victoria ante Defensores del Oeste de Esperanza por 5-1 para avanzar a los cuartos de final de la Copa Santa Fe.

LEER MÁS: Unión mostró credenciales y, con uno menos, goleó a Defensores del Oeste

En una conferencia de prensa distendida, el DT ponderó lo valedero que son disputar este tipo de encuentros pensando en aceitar el funcionamiento: "Lo que más me gustó es que los pibes se acoplaron rápido. Fue un partido de 10 contra 11 y no se notó la diferencia. Los chicos que llegaron de Racing son incorporaciones que necesitábamos para incrementar la competencia de las inferiores, justo en posiciones en la que no teníamos demasiado. Nos vienen bien estos partidos. Hay que aprovechar para demostrar y no tener dudas en el futuro. Lo hicimos bien. Estuvimos a la altura".

LEER MÁS: ¿Por qué no jugó Franco Soldano?

"Del equipo base solo no están (Nelson) Acevedo y (Lucas) Gamba, pero estamos buscando jugadores con los dirigentes. Está muy complicado para todos los equipos el mercado y por eso estamos tratando de encontrar lo que es mejor. Para ello hay que trabajar mucho. La moneda nuestra nos pone muy lejos de todo. Algunos te dan la palabra y después se van, entonces estamos agudizando el ingenio", resaltó en un argumento que ya dio con anterioridad.

Pero siguiendo por el mismo hilo conductor, le confió a UNO Santa Fe lo relevante que es que los chicos aprovechen las chances: "Bien por Matías Gallegos, porque entró poco en el año y cumplió cada vez que jugó. Tiene que mejorar en el despliegue. (Franco) Soldano no jugó porque tiene una inflamación en la rodilla. Es el jugador de Unión e importantísimo para nosotros. No hay desesperación para una venta, pero lo de él hay que manejarlo con cautela. Es importante si se vende bien, pero si no se quedará a trabajar bien, como lo hace ahora. Admito que se notará desde este momento la diferencia en los presupuestos, donde es muy complejo contratar y por eso hay que empezar a buscar en el ascenso y el exterior".

En otra tramo de la charla con Ovación y el resto de los medios santafesinos, resaltó: "(Nelson) Acevedo creo que vendrá, tengo confianza plena, porque estuve charlando con él. Pero no pasa solo por mí y el jugador, porque el propietario es Racing. (Franco) Troyansky es un jugador que lo analizamos bien y sería una incorporación que vendría muy bien. Puede jugar de segunda punta o de extremo por izquierda. Es joven y podría ser importante para el futuro de Unión. A parte quiere venir y eso es clave".

En el final, insistió en la necesidad de seguir incorporando: "Lo que se puso en el medio hoy (por este lunes) es lo que mejor tenemos, pero necesitamos volantes, porque estamos muy justos. Para que haya competencia hay que contar con varios jugadores. Tenemos que fortalecer arriba, los dirigentes lo saben, ya se los pedí, porque se viene un semestre muy importante".