Unión descansa después de dejar en el camino a Newell's por la Copa Santa Fe, aunque la dirigencia, el secretario deportivo y el mismo Madelón no se toman un respiro en procura de poder darle forma al plantel 2018/19.

En este sentido, mientras se aguardan novedades para saber si Franco Soldano seguirá los pasos de Lucas Gamba, a la par la intención del cuerpo técnico es sumar un par de caras nuevas en puestos clave.

De acuerdo a lo que vino incorporando Unión en este mercado se apostó mucho por futbolistas jóvenes, tal vez con poco recorrido, pero con ganas de seguir progresando y creciendo, en un plantel que supo mantener su base. Es verdad que perdió a un jugador trascendente (Gamba) y puede pasar con el máximo artillero (Soldano), pero conservó su defensa y también la mitad de la cancha.

En la parte final del mercado de pases se busca en otros mercados y se mira para abajo incluso, donde el DT puede encontrar, de acuerdo a su gusto, las alternativas que está necesitando y que sirvan como opciones a los más experimentados que tiene actualmente.

LEER MÁS: Unión le ganó a Newell's en Rosario y es semifinalista de la Copa Santa Fe

Por esta vía, en tren de encontrar un jugador con proyección, apareció en el radar Matías García, nacido el 11 de noviembre de 1995, cuyo pase pertenece a San Lorenzo pero que estuvo a préstamo en Arsenal, elenco con el que perdió la categoría. Si bien el vínculo es hasta junio de 2019, existe la posibilidad de allanar el camino para que llegue a Santa Fe, pues junto a Rodrigo Pollero rescindió el vínculo por la temporada que le quedaba en Sarandí.

En el primer semestre del año, García apenas jugó tres partidos: ingresó 5' contra Vélez, tuvo 36' frente a Patronato y su última aparición fue ante Racing, el 9 de mayo por la 25ª fecha de la Superliga.

Si se concreta, el volante zurdo se uniría a Claudio Corvalán, Augusto Lotti, Brian Álvarez, Franco Troyansky y Gabriel Compagnucci.