En Unión todavía mastican la bronca por cómo se dio la derrota de este domingo ante Boca. Más que nada por lo realizado durante 70', pero que en el final la jerarquía y la "fineza" en la puntada final marcaron la diferencia. Pero el plantel sabe que no hay que perder la tranquilidad y por eso ya dieron vuelta la página para mentalizarse en ganar en la última fecha en Santa Fe.

Sin dudas que lo que se viene no es para nada sencillo, todo lo contrario, harto complicado porque enfrente estará Independiente, que se quedó con la sangre en el ojo de no haberle podido ganar a Gimnasia (LP) y que necesita sumar de a tres para asegurarse un lugar en la próxima Copa Libertadores. Hoy está dentro, pero Talleres puede pasarlo y por eso vendrá al 15 de Abril a llevarse todo. En consecuencia, el Tate deberá estar preparado, concentrado y supermotivado para imponer condiciones para alcanzar el sueño de meterse en la Sudamericana.

LEER MÁS: La fortaleza de Unión se topará ante la eficacia de Independiente

Anímicamente el grupo está más que motivado, ya que ir por una meta nueva después de lograr consolidar al equipo en Primera genera algo distinto y, lógicamente, una mayor entrega, por lo tanto serán días de mucha adrenalina. Como es habitual desde que Leonardo Madelón tomó las riendas como entrenador -esta vez no quiso hablar después del choque ante el Xeneize-, la idea pasa por tocar lo menos posible la formación, pero eso no sería posible.

Esto se debe que Damián Martínez debió retirarse en el entretiempo por una molestia y por eso su lugar lo ocupó Brian Blasi. A la salida de los vestuarios el jugador reconoció que "mañana (por este lunes) me tengo que hacer estudios para ver si es una contractura fuerte". Por cómo se dieron las cosas, todo indicaría que tendría un desgarro y por eso se perdería el choque ante el Rojo. Sin dudas una situación más que importante y a tener muy en cuenta, ya que integraba una parte coyuntural del equipo, como es la defensa.

LEER MÁS: Bottinelli: "El fútbol no tiene nada de merecimientos"

En el duelo ante San Lorenzo por la 18ª fecha se habría fracturado uno de los dedos del pie, pero se recuperó rápidamente y volvió ante San Martín de San Juan. Ahora padeció algo muscular, con lo cual no puede asociarse. Si no pasa nada raro y las cosas se dan como se presumen, el reemplazante sería Blasi, quien siempre se paró como lateral derecho ante su ausencia.

LEER MÁS: La "bronca" de Lucas Gamba

Otro de los que salió con algunas dolencias fue Franco Fragapane, pero no será de importancia y no tendría problemas de ser titular. Se sabe que desde hace varias semanas Nelson Acevedo viene con lo justo físicamente, pero ante Boca salió más por una cuestión táctica que por otra cosa. De todas maneras, habrá que ver cómo se dan los próximos días para tener una idea más clara del panorama.

Unión arranca una semana muy particular en su vida y por eso se esforzará al máximo para hacer que esta campaña en la Superliga sea inolvidable. Material tiene para lograrlo.