Unión desaprovechó el pasado viernes una nueva gran chance para prenderse de lleno en la pelea del campeonato, tras empatar sin goles frente al débil Arsenal de Sarandí, en el estadio 15 de Abril.

De esta manera, quedó quinto en la tabla de posiciones, cuando todavía resta que se dispute el partido entre Independiente y San Lorenzo, que se postergó debido a que el Rojo debe jugar el próximo miércoles ante Gremio el partido de ida de la Recopa Sudamericana.

Jugando en condición de local fue el tercer partido donde resignó puntos ante rivales que en la previa eran accesibles. Primero no pudo con Chacarita, al que nunca le pudo generar situaciones de gol y se debió conformar con un punto tras el empate sin goles. En tanto, ante Belgrano arrancó encendido, tuvo varias chances para liquidar el partido pero en el segundo tiempo se lo igualaron y también repartió puntos. Mientras que el viernes recibió a Arsenal, que inevitablemente jugará en la "B" Nacional en la próxima temporada, y tampoco pudo reflejar en el marcador la diferencia que hay en la tabla de posiciones.

Leonardo Madelón sabe que tiene que cortar esta mini racha de dos partidos sin ganar si pretende mantenerse entre los primeros del certamen para tener la posibilidad de jugar una Copa internacional. Por ahora está en zona de repechaje de Libertadores, aunque podría perder ese privilegio si no consigue volver al triunfo rápidamente.

LEER MÁS ►► El gran dilema de Madelón

El conjunto tatengue ahora visitará a Estudiantes, el próximo viernes, desde las 19, en el inicio de la fecha 27, encuentro que se disputará en el estadio Ciudad de La Plata y que contará con arbitraje de Andrés Merlos.

Para dicho encuentro Madelón podrá contar nuevamente con Jonathan Bottinelli, uno de los mejores jugadores del equipo en lo que va de la temporada. El exdefensor de River, San Lorenzo y Arsenal ingresaría por Mariano Gómez, quien ante Arsenal jugó su primer encuentro como titular.

En tanto, el DT evalúa otras variantes teniendo en cuenta el rival y el pobre nivel ofensivo del equipo. Si es que toma precauciones en función del Pincha, en la mitad de la cancha podría ingresar Manuel De Iriondo en lugar de Rodrigo Gómez o Diego Zabala (ese cambio realizó cuando visitó a River).

Si De Iriondo ingresa por el Droopy, Mauro Pittón se correría a posición de volante por la derecha, Zabala por la izquierda y Franco Fragapane sería el acompañante de Franco Soldano en la delantera.

LEER MÁS ►► El Tate tendrá un regreso de peso para visitar al Pincha

En tanto, si el exjugador de Atlético de Rafaela entra por Zabala, Mauro Pittón se correría por la derecha y Rodrigo Gómez se mantendría como socio en ofensiva de Soldano, ecuación que no tuvo ningún tipo de frutos en el cotejo frente a Arsenal.

Con el ingreso de Bottinelli el equipo gana en experiencia, solidez y voz de mando, cuestión que le faltó en el último partido y que fue suplido por una gran noche desde lo individual de Yeimar Gómez Andrade.

Mientras que el gran desafío pasa por cómo disimular la ausencia de Lucas Gamba, el jugador más importante que tiene el plantel.