Unión
Lunes 02 de Abril de 2018

El Tatengue, como local, fue de mayor a menor

Si bien Unión es junto a Belgrano los únicos equipos que no perdieron jugando en su casa, la realidad indica que el Tate de los últimos siete encuentros en el 15 de Abril apenas ganó dos. Mientras que en el inicio de la Superliga había cosechado tres triunfos consecutivos ante su gente.

No caben dudas de que la muy buena campaña que viene realizando Unión se sostiene en el rendimiento que alcanzó el equipo jugando en el 15 de Abril. En ese aspecto, los números son elocuentes, dado que disputó 10 partidos en condición de local obteniendo cinco triunfos e igual cantidad de empates.

Es decir que sobre 30 puntos en juego cosechó 20 con una eficacia del 66,6% marcando 13 goles y apenas recibiendo cuatro. De los 35 que suma en el torneo, 20 los consiguió ante su gente, aun cuando jugó un partido más como visitante.

Sin embargo, estas estadísticas que a todas luces resultan contundentes, tienen un costado para analizar y una segunda lectura que permite darse cuenta de que la producción en casa fue decayendo. Unión ganó los tres primeros partidos de la Superliga ante Gimnasia de La Plata 1-0, Olimpo 2-0 y Godoy Cruz 2-0.

Pero de los últimos siete encuentros apenas se impuso en dos de ellos, frente a Racing 2-1 y Temperley 3-0. En tanto que igualó con Chacarita 0-0, Belgrano 1-1, Arsenal 0-0, Colón 1-1 y San Martín de San Juan 1-1. Es decir que sobre 21 puntos en juego cosechó 11 con una eficacia del 52%.


Y quizás la mayor deuda en ese aspecto tenga que ver con que no pudo vencer a un equipo como Arsenal que perdió la categoría y a otro como Chacarita que va en el mismo camino. Cuatro puntos que lo hubiesen metido en zona de Libertadores. Y ni hablar si sumamos los dos que se perdieron ante los sanjuaninos.

De todos modos, esta última fecha resultó favorable para el Tate dado que la mayoría de los equipos que pelean por el mismo objetivo dejaron puntos en el camino. Por lo cual el Rojiblanco terminará la jornada en la 7ª ubicación de la tabla y clasificando a la Sudamericana.

Quedan seis fechas para el final y el equipo que conduce Leonardo Madelón recibirá a Tigre, Talleres e Independiente, rivales complicados, sobre todo los dos últimos. Pero es allí donde el Tate deberá sacar a relucir su condición de invicto y sumar la mayor cantidad de puntos para lograr el sueño de todo el mundo Unión que es el de jugar por primera vez en su historia una Copa internacional.