Unión
Lunes 26 de Marzo de 2018

En casa mando yo

Unión es junto a Belgrano los únicos equipos que están invictos jugando como local. El Tate suma cinco triunfos y cuatro empates en el 15 de Abril. De los 34 puntos que cosechó, 19 de ellos fueron ante su gente, con 12 goles a favor y apenas tres en contra. Su eficacia es del 70.3%.

A siete fechas del final de la Superliga, Unión se ubica en la 7ª posición de la tabla con 34 puntos y por el momento está clasificando a la Copa Sudamericana. Pero sin dudas que está muy buena campaña que viene realizando el Tate se explica por el rendimiento alcanzado jugando en el 15 de Abril.

Los números son elocuentes jugando en casa y son el principal atributo para soñar con ingresar a un torneo internacional. El Tate lleva disputados nueve encuentros como local, cosechando cinco triunfos y cuatro empates con 12 goles a favor y tres en contra. Sumó 19 unidades y el porcentaje de efectividad es del 70,3%.

Si se lo compara con la producción alcanzada como visitante, las estadísticas cambian, ya que fuera de casa el conjunto rojiblanco jugó 11 encuentros, con cuatro victorias, tres empates y cuatro caídas con 12 tantos a favor y 11 en contra. Acumuló 15 puntos y el porcentaje de efectividad es del 45,4%.

Por lo cual, en este campeonato el jugar como local significa un plus para el equipo conducido por Leonardo Madelón. De allí la importancia que tendrá el cotejo del sábado ante San Martín de San Juan, dado que un triunfo lo mantendrá dentro de la zona de Copas y en la recta final de la competición.


De los siete partidos que restan, cuatro de ellos serán en el 15 de Abril (San Martín de San Juan, Tigre, Talleres e Independiente) y deberá aprovechar ese plus, aunque los últimos dos rivales sean realmente complicados ya que están peleando arriba.

De hecho, los únicos dos equipos invictos en condición de local son Unión y Belgrano, pero la efectividad del Pirata es menor ya que alcanza el 55,5% y es por que de los nueve partidos, ganó tres y empató seis mientras que el Tate ganó cuatro y empató cinco.

Así las cosas, Unión está ante una chance inmejorable de cumplir con el objetivo y para eso se aferra a su condición de invicto en el 15 de Abril. La presión de jugar ante su gente resultó un incentivo en esta Superliga a diferencia del torneo anterior (perdió cinco partidos) y lo convirtió en algo positivo.

Por lo cual, este sábado ante el equipo sanjuanino, el Tate deberá revalidar todo lo bueno que hizo hasta ahora para gritar presente y seguir mandando en su casa. Si eso sucede, el sueño de clasificar a una Copa estará mucho más cerca de concretarse.