Unión
Lunes 09 de Abril de 2018

En los últimos dos encuentros, a Unión los árbitros le aplicaron la injusticia

En el partido ante San Martín de San Juan, Mauro Vigliano ignoró un penal en favor del Tate por una infracción a Rodrigo Gómez en tiempo de descuento. Y en el cotejo ante Argentinos, Nicolás Lamolina sancionó un penal para el Bicho por una infracción que no fue de Damián Martínez a Leonardo Pisculichi.

En la calle, la frase que se escucha por el lado de los hinchas de Unión no requiere de doble lectura: "En los últimos dos partidos nos metieron la mano en el bolsillo", dicen los más cautos, los otros directamente rezan: "Nos afanaron".

Lo que realmente está claro es que en los encuentros ante San Martín de San Juan y Argentinos, el equipo rojiblanco fue perjudicado por los arbitrajes. Ante los sanjuaninos el juez Mauro Vigliano ignoró una falta dentro del área que le cometieron a Rodrigo Gómez en tiempo de descuento.

De haberlo sancionado, quizás Unión hubiese ganado el partido que terminó igualando 1 a 1. Pero en ese mismo encuentro, en la primera etapa a los 15' hubo una acción también polémica por una supuesta falta de Lucas Gamba a un defensor del Santo. El futbolista cayó y tomó el balón con la mano, pero el árbitro sancionó la infracción del punta rojiblanco que no pareció ser tal.


Aunque, sin dudas que la jugada que generó el enojo de todos, incluido Leonardo Madelón ya que se dio en el minuto final del partido y además Vigliano estaba bien ubicado. Luego de esa jugada, el Drooopy fue amonestado por protestar de manera airada.

Embed

Y en el juego ante Argentinos Juniors, Nicolás Lamolina de manera insólita sancionó un penal en favor del Bicho por una supuesta falta de Damián Martínez a Leonardo Pisculichi cuando se jugaba el primer minuto de descuento de la primera etapa y el resultado estaba igualado 1 a 1.

Sin dudas que se trató de un clic en el partido, dado que Lucas Barrios anotó desde los 12 pasos y el conjunto local pasó a ganar el partido, condicionando de manera concreta al Tatengue que si bien reaccionó y mereció el empate, ese penal terminó decretando su derrota por 3 a 1.

Embed

De esta manera, en la recta final de la Superliga y cuando se están definiendo las clasificaciones a las Copas, lo real y concreto es que a Unión lo perjudicaron de manera alevosa y le imposibilitaron tener algunos puntos más. De allí que la crítica y los reclamos del mundo Unión sean absolutamente justificados ante tamaña injusticia.