El plantel de Unión disfruta de sus últimos días de vacaciones, ya que el próximo martes comenzará la pretemporada en Santa Fe con vistas a la segunda parte de la Superliga. Serán un par de días en el Predio Casasol y luego la delegación se trasladará a Mar del Plata para la parte más fuerte del trabajo.

Varios de los jugadores optaron por descansar fuera del país, pero otros prefirieron hacerlo a sus ciudades de origen para disfrutar de la familia y amigos. Este es el caso de Franco Fragapane, quien es nativo de Mendoza, pero que a los 11 años se fue a vivir a Capital Federal para jugar en Boca. Por esas cosas del destino, su carrera lo trasladó hacia otros destinos y en esta ocasión le tocó hacer escala en la Ciudad de Garay para vestir la camiseta de Unión.

LEER MÁS: Independiente se fijó en una de las figuras de Unión

En un alto de su reposo y, en diálogo con Radio Sol 91.5, el extremó hizo un análisis de su estadía en el Tate, pero poniendo inicialmente énfasis en la titularidad, ya que llegó como delantero, pero se afianzó moviéndose por la izquierda: "Fue un partido en el que Leo (Madelón) me metió por ahí y después me preguntó si me sentía en condiciones de hacerlo. Mi respuesta fue que me sentía cómodo por cualquiera de las dos bandas y así se me abrió la posibilidad de jugar con continuidad por la izquierda. Soy de los que piensan que el jugador debe jugar donde el técnico lo ponga. Por suerte siempre me sentí bien. Cuando estuve en España hace dos años también jugaba por ahí, pero otro tipo de sistema. Entonces no me costó".

LEER MÁS: Para Heinze la prioridad es Soldano

"El primer día que llegué, Leo me preguntó dónde quería jugar y le manifesté que como delantero. Me dijo que estaba bien, pero hubo un momento donde el destino me llevó a que me mueva por otro lado y lo hice sin problemas. Aparte, fue fundamental el respaldo de todos y por eso se me hizo más fácil asentarme", agregó el atacante que llegó desde Arsenal.

Dentro de una charla amena y distendida, reconoció que necesitaba marcar, porque había tenida varias opciones y la suerte y la falta de puntería no lo acompañó: "Estaba desesperado por hacer un gol. Esa es la verdad y por suerte llegó en el último partido ante Belgrano. De igual modo, me sigo lamentando el mano a mano que tuve (tapó el arquero Lucas Acosta). Me lamento más que la chance que desperdicié ante Vélez. La sueño todo el tiempo (risas). Fue un buen movimiento del arquero, pero más mal por mí, que fallé en esa milésima. No va a quedar otra que practicar un poco más la definición".

En cuanto a su inserción en el grupo, admitió: "La verdad es que el grupo se portó muy bien conmigo, porque me sumaron rápidamente y eso hizo más fácil la adaptación. Me encontré con un grupo formidable y que poco a poco va creciendo".

LEER MÁS: "Utedyc muestra lo peor del gremialismo a nivel país"

"Firmé por dos años y sinceramente me gustó mucho Santa Fe, es muy tranquilo. El calor nomás se siente (risas), así con el aire a full. Es una locura realmente, pero tratamos de acomodarnos de la mejor manera", expuso.

LEER MÁS: Spahn: "Ya hay gestiones por los refuerzos"

En el final, no se anduvo con vueltas y contó sus deseos en Unión: "Ojalá podamos seguir como estamos. Ahora tenemos que hacer una buena pretemporada para mantenernos ahí arriba. Nos tocará enfrentar a un rival muy complicado como Racing en el inicio, pero nos hacemos fuertes en nuestra cancha y por eso trataremos de seguir siendo protagonistas".