Fue un viernes de novedades en Unión. Además de la atención a la prensa de Franco Soldano, que forma parte de la charla diaria por su posible partida a otro equipo y de la confirmación de Gabriel Compagnucci como quinto refuerzo, también se cristalizó la firma del primer contrato de Franco Godoy.

LEER MÁS: Gabriel Compagnucci se convirtió en el quinto refuerzo de Unión

El defensor, de 18 años, estará ligado a la institución por los próximos tres años, convirtiéndose en otro patrimonio importante. Una acción clara de que se sigue apostando por los chicos de las inferiores. Una muestra cabal de la injerencia y lo que representa Leonardo Madelón para el Tate, ya que siempre le da oportunidad a los valores surgidos en las formativas.

Un fiel reflejo son los hermanos Bruno y Mauro Pittón, consolidados en el primer equipo. Por el mismo camino camino está Brian Blasi, Marian Gómez, Matías Gallegos y Nicolás Andereggen. Todos jugadores con una importante proyección y que avisoran un techo incalculable.