Para muchos, Unión es la gran relevación de la Superliga. No solo porque marcha en los puestos de vanguardia sino también por cómo juega. No hay un jugador que sobresalga sino más bien es el equipo quién emerge por solidaridad, compromiso y esfuerzo. Eslabones que fueron inculcados por el cuerpo técnico de Leonardo Madelón.

Pero también es cierto que para que esto sea posible hay que contar con buenos centrales, un medio batallador y un ataque efectivo. Justamente en este punto quizás es donde radica todo el potencial que se viene desarrollando.

Lucas Gamba y Franco Soldano son pilares indiscutibles del Tate. En Santa Fe se los conoce más que bien, pero en Buenos Aires, donde la atención se centra más que nada en los "grandes", de a poco tienen su atención.

LEER MÁS: Los gladiadores de Leonardo Madelón

"Dios quiera que podamos seguir por este camino. Venimos muy bien, saliendo del fondo que es lo que necesitábamos y sumando bastante. Esperemos mantenerlo", expresó Lucas Gamba en diálogo con Fox Sports, en una charla distendida en la que se habló del presente y las aspiraciones como equipo.

"Estamos muy bien como equipo y eso hace que, individualmente, uno se destaque. Son varios puntos altos que vamos teniendo", acotó Franco Soldano, quien en todo momento resaltó las virtudes del plantel.

Uno de los detalles en lo que se puso énfasis es en la forma en la que se conocen ambos dentro del campo de juego: "Nos llevamos muy bien. Llegamos casi juntos al club. Sin dudas que nos conocemos mucho; de entrenar, de jugar y ni hablar el último año. Como todos, tuvimos altibajos y momentos en la que no la pudimos meter, pero por suerte nos está yendo bien", reconoció Lucas.

LEER MÁS: "Me gustaría no escuchar más hablar del '89, eso quedó en la vitrina"

"Realmente es muy bueno lo del equipo. Nosotros siempre lo decimos, que por ahí por ser los que más goles hacemos tenemos un poco más de atención, pero es gracias al trabajo que hace el equipo. Las situaciones se crean de atrás para adelante y nosotros solo definimos. Tenemos una seguridad que es admirable. Hay experiencia, juventud y mucha resistencia física. Es un todo. Somos agradecidos al equipo", enfatizó Gamba.

Por su parte, Soldano sostuvo: "Nosotros jugamos nuestro campeonato. Nos pusimos un objetivo, que es engrosar el promedio y dejar a Unión lo más tranquilo posible en los próximos campeonatos. Vamos partido a partido. Somos un grupo de pocos jugadores y, si pensamos en ir más allá de la cuenta, nos puede jugar en contra, así que vamos con tranquilidad. Trabajamos mucho, con humildad y sacrificio".

En cuanto a lo que les pide a los delanteros Leonardo Madelón, el sunchalense fue categórico: "Que siempre uno esté con los centrales y que el otro trate de flotar sobre ellos. Generalmente por las puntas el que sale es Lucas por la velocidad y yo trato de quedarme en el área; en tanto cuando las pelotas son frontales soy el que va por lo físico. De igual modo, somos bastante versátiles y siempre respetando la idea del técnico de estar en el área a la expectativa".

"Leo es bastante insistente en que seamos la primera línea defensiva, sobre todo contra los equipos que intentan salir jugando. Por momentos Racing lo hizo y eso nos favoreció. La idea pasa por incomodar al rival y que la pelota salga sucia desde la primera línea defensiva. De esta manera tratamos de ayudar al equipo, sabiendo las limitaciones que los delanteros tenemos para marcar", aseveró.

"Los dos intentamos ser solidarios dentro y fuera de la cancha. Siempre hablamos para ver qué es lo mejor y eso nos lleva a un mejor entendimiento", acotó el mendocino.

LEER MÁS: "Arriba de la mesa se puso el sentimiento"

Respecto a la victoria ante Racing, Franco Soldano contó lo que vivió al marcar el gol de penal: "Era un momento complicado para agarrar la pelota porque veníamos haciendo un buen partido y merecíamos hasta más que el empate. Lucas había tenido la mala fortuna de fallar el penal y apenas pitó (Silvio) Trucco fui con decisión a ponerla donde finalmente entró. Lo bueno es que eso sirvió como punto de confianza para ir en busca de la victoria".

"El día anterior hubiese sido el cumpleaños de mí mamá y me había propuesto convertir para hacerle mi regalo. En esta profesión los regalos más lindos los puede dar dentro de la cancha y en este caso para mí mamá, que ya no la tengo. Por suerte cumplí con la palabra", contó.

En el final de la charla, Lucas Gamba le llevó tranquilidad a los hinchas en cuanto a su futuro: "Dependo de lo que pueda organizar mi representante, lo maneja todo él y por suerte tenemos una excelente relación. Pero a decir verdad no me desespera irme. Tengo contrato hasta junio. Seguramente en junio nos sentaremos a hablar y veremos qué pasa. La verdad que estoy muy tranquilo en el club por todo lo que me dio".