Unión llegó hasta la Bombonera con la convicción de llevarse los tres puntos y así quedar a un paso de la Copa Sudamericana. Más que nada, porque la definición se daría la semana que viene de local ante Independiente. Sin embargo, el destino no estuvo del lado del Tate y terminó perdiendo ante Boca por 2-0, en un resultado quizás exagerado por cómo se dieron las cosas en el campo.

LEER MÁS: Unión perdió con Boca y en la última fecha se juega la chance de entrar a la Sudamericana

"Nos vamos con bastante amargura y con mucha bronca. Porque se estaba haciendo un partido bueno, donde estuvimos bien parados y hasta le creamos muchas situaciones. Pero lamentablemente nos vamos con las manos vacías". Así de sincero fue Lucas Gamba, quien fue uno de los jugadores que tomó la palabra después de que Leonardo Madelón prefiriera en esta ocasión no hacerlo.

LEER MÁS: El uno por uno del Tate en la derrota ante el Xeneize

Asimismo, agregó que "manejábamos bien las cosas. Era sabido que sería un partido trabado y que también era complicado crearle situaciones a Boca, por algo va puntero. Pero estuvimos muy cerca. Ahora hay que estar tranquilos".

LEER MÁS: Bottinelli: "El fútbol no tiene nada de merecimientos"

En cuanto a lo que dejó el partido, contó: "Me voy bastante cansado y un poco dolorido del tobillo, pero normal. Siempre cuando va terminando el año se sienten más los dolores. Fue un año muy duro y ahora hay que hacer lo mejor en la última fecha".