Unión
Lunes 07 de Mayo de 2018

La fortaleza de Unión se topará ante la eficacia de Independiente

El Tate llega a la definición de la Superliga con localía invicta, esperando por el Rojo, que es el elenco de mayor rendimiento en condición de visitante.

Unión cerrará en Santa Fe una temporada que estuvo marcada casi en su totalidad por el protagonismo de pelear por el ingreso a una copa internacional, hecho que busca cristalizar por primera vez en su historia.

Si bien los semestres del equipo de Madelón fueron dispares, ese famoso colchón en la parte final de 2017 es el que jamás lo sacó de competencia y, a pesar de la derrota contra Boca, los rojiblancos llegan al tramo final de la Superliga con absoluta dependencia de lo que hagan o dejen de hacer para marcar un hito en la entidad.

Y ese partido será precisamente entre un elenco que no conoce la derrota en el presente certamen, ante un adversario que es el de mejor rendimiento en condición de visitante.

Estos datos son para tener en cuenta pero aún más las necesidades que persiguen ambos: mientras Unión sabe que ingresar a la Copa Sudamericana está al alcance de la mano, el Rojo con su empate ante Gimnasia (LP) quedó obligado a obtener los tres puntos si pretende no perder su lugar de cara a la Copa Libertadores 2019.



Incluso la formación de Ariel Holan actualmente tendría asegurada la posición pero jugaría la ronda preliminar del certamen más importante a nivel clubes. Debe ganar y especular con un empate o derrota de Huracán ante Boca para ganar un lugar en esa lucha por terminar lo más arriba. Y en el medio, Independiente es acosado por Racing (tiene un partido menos) en esa pretensión de acceder a una competencia internacional.

El fuerte Tatengue
Unión jugó en lo que va de la Superliga, 12 partidos ante su gente con 6 victorias y la misma cantidad de empates. Arrancó con tres triunfos en fila: Gimnasia 1-0; Olimpo 2-0 y Godoy Cruz 2-0; para luego empatar 0-0 frente a Chacarita y 1-1 ante Belgrano.

Este año lo inauguró con un éxito 2-1 contra Racing, para luego empatar sucesivamente con Arsenal (0-0), Colón (1-1), después goleó 3-0 a Temperley, resignó puntos con San Martín (SJ) (1-1) y Tigre (3-3). Lo más fresco es el contundente triunfo 3-0 ante Talleres.




La racha del Rojo
Independiente gran parte de su campaña la pudo cimentar fuera del Libertadores de América. De hecho perdió una vez (1-0 ante Godoy Cruz el 23 de setiembre) y a partir de allí edificó 10 partidos invicto, con 7 victorias y 3 empates.

En calidad de visitante los de Holan batieron a Chacarita (2-1), Racing (1-0), Arsenal (2-1), Colón (1-0), San Martín (SJ) (4-0), Talleres (2-0) y Newell's (1-0). Los tres empates fueron ante Olimpo (1-1), Belgrano (0-0) y Temperley (0-0).

Esos números (25 sobre 36 en juego con 69,44%) lo ponen al frente en la tabla de equipos con mayor sumatoria a domicilio, por delante de San Lorenzo y Huracán, quienes cosecharon 22 unidades abandonando su localía.