Unión sigue en la búsqueda de los jugadores que pidió el entrenador, Leonardo Madelón, para el próximo semestre. Hasta el momento son cuatro las caras nuevas: Claudio Corvalán, Braian Álvarez, Augusto Lotti y Rodrigo Adrián Schlegel , pero está claro que aún quedan vacantes por cubrir, sobre todo en ataque.

LEER MÁS: "Está difícil incorporar jugadores y por eso vienen juveniles"

En las últimas horas se conoció con firmeza el posible interés que habría por Walter Bou, quien quedará bastante relegado en Boca con la vuelta de Darío Benedetto y la reciente y polémica contratación de Mauro Zárate. Se sabe que desde lo económico es un operativo complicado, pero el Tate trataría de tentar al jugador con la continuidad. De igual modo, habría que ver si el Xeneize está dispuesto a largarlo de una manera accesible.

De igual modo, muchos piensan que este tipo de gestiones irían de la mano con una posible venta de Franco Soldano, que actualmente entrena con normalidad en el plantel. Desde Torino estarían interesados en sus servicios, pero no se acercarían a lo que pretende la dirigencia rojiblanca, que es por los 3.500.000 limpios por el 75% de la ficha. Serían cerca de 1.800.000 dólares los que estarían en la mesa y no convence. De igual modo, todo en el campo de lo extraoficial, ya que la CD se mantiene en su característico hermetismo.

Después, el otro atacante con el que sueña es Enrique Triverio, que no sería tenido en cuenta por Eduardo Coudet en Racing. Algunos ya dieron esta posibilidad por caída, ya que la Academia solo pretendería dejarlo salir por una venta y así recuperar algo de lo que invirtió en su momento. Además, hay más equipos interesados y eso atenta con las ilusiones de elenco santafesino. Da la sensación de que habrá que esperar hasta el último día para saber si queda alguna luz para aprovechar, si es que nadie puede llevárselo.

LEER MÁS: Damián Martínez continuará un año más en Unión

Si es que Soldano se va, la delantera que anhela Madelón es Triverio-Bou, que sin dudas le daría un salto de calidad pensando en seguir siendo protagonista en la Superliga y también más allá en la primera Copa Sudamericana de su historia. No obstante, el entrenador y los dirigentes saben que hoy es inalcanzable tener a ambos por lo económico, factor que prima en el fútbol argentino, mucho más con el dólar por las nubes.

¿Luis Spahn le podrá cumplir el sueño al técnico?