La muy buena campaña que realizó Unión en la primera parte de la Superliga no lo obnubiló a Leonardo Madelón quien siempre fue consciente que tenía un plantel corto y que necesitaba dar el salto de calidad y aportar recambio. Por eso cada vez que pudo manifestó públicamente que precisaba al menos cuatro refuerzos de mitad de cancha hacia adelante.

Es decir dos volantes de características ofensivas y dos delanteros, uno por afuera y otro por adentro que puedan ser recambio de Lucas Gamba y Franco Soldano. Y en el caso de los mediocampistas que sean carrileros y vengan a competir con Diego Zabala, Franco Fragapane y Claudio Aquino (si es que se queda).

La debilidad de Madelón tiene nombre y apellido y es Rodrigo Droopy Gómez, por quien las gestiones están muy avanzadas y por estas horas se está resolviendo su salida del Toluca (llegaría a préstamo por un año) para sumarse a la pretemporada en Mar del Plata.

LEER MÁS ►► "Había un desgaste psicológico y ya no disfrutaba"

Pero además el técnico rojiblanco apuntó a Ramiro Carrera quien quedó libre de Arsenal y tiene el pase en su poder. Los dirigentes tatengues y el manager Martín Zuccarelli dialogan con el representante del jugador que también es pretendido por un club de Italia y en Argentina lo buscan Belgrano y Lanús. De esta manera no es sencilla su llegada pero de ninguna manera hay que descartarla.

En el rubro delanteros, por estas horas Madelón se pondrá en contacto con Fabián Bordagaray para saber que pretende de su futuro. Si continúa en Defensa y Justicia o si se convence de venir a Unión sabiendo que en el arranque no será titular. De todos modos es un futbolista que le gusta y mucho al entrenador y por eso buscará convencerlo.

Mientras que el otro punta que es del agrado del DT es Federico Andrada cuyo pase pertenece a River y que rescindió contrato con Vélez en donde estuvo jugando hasta fines de 2017. En el Millonario no será tenido en cuenta y por eso será negociado aunque también lo pretenden otros equipos.

LEER MÁS ►► El Tate puso en marcha los motores en La Feliz

Así las cosas, si se llegasen a dar estas cuatro incorporaciones sería cartón lleno para Madelón y podría descorchar. Pero no es sencillo, al momento lo que está al caer es lo de Droopy, por los demás habrá que seguir negociando y aguardando la respuesta de los futbolistas que ya tienen sobre la mesa la oferta de Unión y ahora deben decidir.