"En el juego, en la concentración, en la actitud y en bloquear al rival, fuimos superiores y por eso me parece que lo ganamos bien; del minuto cero al 90'. Salió lo que trabajamos en toda la semana, ante un rival que peleaba arriba y estamos ahora a cuatro puntos. Nos acomodamos otra vez, pero hay que ir con cautela. Más allá del penal en el final, ya teníamos cerrado el partido. Salió completo, la gente 10 puntos, confiamos en el equipo y por eso muy satisfecho". Lejos de la bronca del partido ante Tigre, donde se la había agarrado con el árbitro Federico Beligoy, en esta ocasión se lo notó exultante a Leonardo Madelón, después de la victoria de este lunes ante Talleres por 3-0.

LEER MÁS: Unión goleó a Talleres y se metió otra vez en zona de Sudamericana

No solo por el buen rendimiento colectivo, sino también por el sólido funcionamiento que tuvo el equipo ante un rival calificado. Eso fue lo que dejó más que satisfecho al conductor rojiblanco: "Ganar te soluciona muchas cosas, si no lo hacés cuesta. Somos uno de los equipos que menos perdimos. Estamos invictos en casa, pero había que ganar. Éramos los únicos culpables de no haber ganado los partidos anteriores. Tuvimos temple y tratamos de abstraernos de las redes sociales y demás cosas, porque había que estar completamente concentrados".

LEER MÁS: El uno por uno del triunfazo de Unión ante Talleres para soñar con una Copa

"Había que trabajar y creo que nos cayó justo Talleres. Planteó un partido para atacar y Unión no lo dejó. Es un poco endeble en el medio, con poca altura y poco roce, entonces allí nos hicimos fuertes. En su momento nos complicamos con otros equipos. Lo bueno es que seguimos cuidando el 15 de Abril, donde no se pierde. Ahora se viene un partido muy lindo, veremos como llega Boca. Nosotros estamos bien", agregó.

Volviendo a la ilusión intacta por pelear por ingresar por primera vez a un torneo internacional, el DT puso otra vez las cosas en su lugar: "Quiero aclarar esto. Lo tomamos como una final, pero por nosotros y por la gente. Hoy estamos adentro, pero ya dijimos cuál era el objetivo. La campaña es buena, donde la premisa era sumar por el promedio y así consolidar a Unión en Primera. Hay jugadores que se capitalizaron y eso muy importante de cara al futuro. Entonces siempre dije que lo que venga después, bienvenido sea. Ahora se viene Boca e Independiente. Nada es imposible y por eso analizaremos cómo viene la mano y cómo llegan a nuestro partido".

LEER MÁS: La Reserva perdió con Talleres y resignó la punta

Además, argumentó qué pasó con Lucas Gamba: "Es un momento ideal para enfrentarlo (a Talleres). Somos un equipo que está convencido de lo que quiere. Hoy (por este lunes) ganamos desde el minuto cero ante un gran rival. A (Lucas) Gamba le pedimos en el entretiempo que aguantará hasta donde sea, porque tenía un esguince de tobillo. Después por eso hicimos el cambio por (Matías) Gallegos. Hicimos un partido correcto".

En el final, no reparó en elogiar a Yeimar Pastor Gómez Andrade y Jonathan Bottinelli, las grandes figuras del encuentro: "Son los pilares de la defensa y los sostenes del equipo. Entre Nereo (Fernández) y ellos sostienen todo. No hay claudicar nunca y lo bueno es que se volvió a lo que buscábamos. Hay que insistir siempre, porque la gloria es para los que insisten".