Leonardo Madelón lo vio de cerca en la pretemporada y el juvenil se ganó una chance como titular, debiendo reemplazar a uno de los jugadores más experimentados que vinieron al club como es Jonathan Bottinelli. Comenzó a jugar en San Lorenzo de Esperanza, ciudad en la que nació el 5 de febrero de 1999, hasta que en 2012 armó el bolso y de la mano de Alejandro Trionfini probó suerte en la Avenida López y Planes.

Ahora es cuando el camino recorrido, con muchos obstáculos y piedras tiene un sabor distinto. Pues será ante un gran marco de público esta posibilidad de mostrarse, teniendo en cuenta que jugó un par de minutos el año pasado en el duelo frente a Patronato, en el Presbítero Bartolomé Grella. En el día de atención a la prensa, Mariano Gómez se paró ante los distintos medios y no dudó en expresar: "La verdad es que estoy tranquilo, todos los compañeros me hablaron, el técnico me habló así que tranquilo".

LEER MÁS: Los Gómez van de titular ante Arsenal

El defensor enfatizó que esta oportunidad llegó "en el momento que tenía que llegar, es lindo entrar al equipo cuando está bien. Jona (Bottinelli) es referente, hablé mucho durante la semana con él, con los Pittón, con Yeimar (Gómez Andrade), me ayudaron a acomodarme bien y eso está bueno. Voy a estar concentrado y dejar todo porque mis compañeros me van a ayudar".

LEER MÁS: La fortaleza del 15 de Abril

En la parte final se encargó de ratificar: "Madelón me dijo que esté tranquilo y las cosas van a salir bien, estar concentrado y seguir así, me hablaron mucho mis amigos, gente conocida que tengo en Esperanza, está bueno que te apoyen, soy aguerrido, fuerte en la marca, bastante hábil, me gusta salir jugando y tengo que adaptarme a los técnicos para aportarle cosas al equipo".