Unión
Viernes 15 de Diciembre de 2017

Los goles que se alejan de la Avenida

Los dirigentes y el mánager Martín Zuccarelli trabajan para contratar los refuerzos que les solicitó Leonardo Madelón para afrontar la segunda parte de la Superliga. Dos delanteros que estaban en carpeta quedaron descartado al elegir otras opciones para sus carreras

Unión sale al mercado de pases con la tranquilidad que no tendrá que hacer ningún desarreglo económico para traer jugadores que lleguen para cambiarle el rumbo a la campaña, ya que el equipo terminó en el tercer lugar de la Superliga y lo que se busca es potenciar todo lo bueno que se hizo en el primer semestre del año.

Leonado Madelón no se cansó de manifestar públicamente que necesita volantes por afuera y delanteros para terminar de armar el plantel debido a las pocas alternativas que tuvo en el banco de los relevos, atendiendo a que cuando un jugador titular debió salir por lesión o cansancio tuvo que echarle mano a los pibes, que tienen un gran futuro pero que quedó demostrado que todavía les falta rodaje para ser importantes en un resultado final.



La tranquilidad radica en que Lucas Gamba y Franco Soldano están pasando por un gran momento, donde encontraron mucha complicidad y entendimiento para llevar al equipo al primero plano de la tabla de posiciones. Sin embargo, ambos son objeto de deseo por algunas instituciones que en el desarrollo del mercado de pases podrían hacer algún intento por contratarlos.

Gamba se quedará con el pase en su poder en junio de 2018, por lo que para marcharse en este mercado debería llegar una oferta irresistible para el jugador, y entonces Unión participaría con lo que le correspondería por su pase. El presidente Luis Spahn manifestó que una vez que llegue la mitad del año que viene le harán una nueva propuesta al mendocino para que permanezca en la institución por un par de temporadas.


En tanto, Soldano se encuentra en Italia tramitando su pasaporte comunitario. El atacante sonó por River y San Lorenzo, aunque en el transcurso de la próxima semana llegarían al país para reunirse con dirigentes de Unión emisarios de un equipo italiano para comenzar a gestionar su compra.

Sin embargo, los dirigentes son optimistas en seguir contando con una de las mejores duplas ofensivas del fútbol argentino para la segunda parte de la Superliga. A la par se buscan delanteros que lleguen para ser opciones concretas y que otorguen soluciones cada vez que Madelón decida mandarlos a la cancha.

En las últimas horas desde Rosario se informó que el atacante uruguayo-armenio Mauro Guevgeozián llegó a un acuerdo con los dirigentes de Newell's para rescindir su contrato y que su destino estaría en Unión. Pero se metió Temperley con pretensiones de repatriarlo y con una oferta más tentadora, mientras que ahora parece que su futuro estaría en Banfield, quien realizó una mejor propuesta desde lo económico.




En tanto, otro delantero que sonó como alternativa fue Emanuel Villa, que desde hace varias temporadas se encuentra jugando en México. Sin embargo, el club Celaya de la Segunda División azteca anunció a través de su cuenta de Twitter la contratación del atacante.

Villa, nacido en la ciudad santafecina de Casilda, se inició en Huracán, donde debutó en Primera en 2001. Luego pasó por Atlético Rafaela, Central, Derby County (Inglaterra); y por los equipos mexicanos de Estudiantes Tecos, Atlas, Pumas de la UNAM Cruz Azul, y Tigres de Monterrey. En su carrera tiene señalado un total de 185 goles en 483 partidos.

Por su parte, Damián Arce tendría todo acordado para rescindir su contrato con Unión y desde Buenos Aires se anuncia que tiene todo cerrado para regresar a Almagro, equipo que milita en la Primera "B" Nacional. El volante también sonó por Olimpo de Bahía Blanca, ya que Rubén Forestello pretendía contarlo luego de conocerlo de su paso por Patronato. Sin embargo, el Yagui se desvinculó del Aurinegro y dicha chance quedó totalmente descartada.