Hace unos días el presidente Luis Spahn manifestó que el de Unión iba a ser "un presupuesto acotado" para formar el nuevo plantel, que en la próxima temporada tendrá el gran desafío deportivo de disputar la Copa Sudamericana (en la primera parte de 2019).

Por eso el objetivo no es solamente formar el plantel que afrontará la primera parte de la Superliga 2018/2019, sino que también la misión es armar la base del que afrontará la Sudamericana, que para el Tate será su primera participación histórica en un certamen internacional.

La principal carta de venta es Franco Soldano, que por estas horas es ofrecido en varias instituciones del exterior. Unión tiene el 80% de su ficha y los dirigentes esperan una oferta en la cual le quede 5.000.000 de dólares limpios.

LEER MÁS ►► Racing los descarta y para Unión son prioridad

Por ese motivo se aguardan novedades al respecto para luego saber de qué manera afrontarán el mercado de pases. En septiembre el club debe percibir 1.200.000 dólares por el 50% de Rosario Central por el 50% del pase que resta de Mauricio Martínez, pero como hay que equilibrar las finanzas ese dinero no tiene un uso exclusivo para lo deportivo.

Pero no solamente para contratar los refuerzos necesita Unión dinero, sino también para retener a jugadores que Leonardo Madelón considera vitales y que finalizan su vínculo con el club el próximo 30 de junio.

Por Yeimar Gómez Andrade se hará el esfuerzo de desembolsar 290.000 dólares y se le hará un contrato de larga duración, ya que fue uno de los mejores jugadores del equipo en la temporada pasada y la idea es que se consolide en Primera División para luego ser vendido al exterior.

Mientras que los casos más difíciles son los de Nelson Acevedo y Lucas Gamba. Por el Chaco hay que hacer un esfuerzo económico importante para comprarle parte de su ficha, debido a que por reglamento no puede jugar otra temporada a préstamo en Unión (ya lo hizo en dos oportunidades). En tanto, al mendocino se le hizo una propuesta, pero estaría muy lejos de lo que le ofrecen otros equipos de Primera (Estudiantes e Independiente), y de las alternativas que tiene para emigrar al exterior.

LEER MÁS ►► Una nueva medida de fuerza de los empleados de Unión

Aunque el mercado de pases es muy largo, debido a que en el medio está el Mundial de Rusia, hay algunos nombres que ya empiezan a sonar por diferentes clubes. En ese sentido los hermanos Bruno y Mauro Pittón figuran en carpeta de dos clubes grandes de nuestro país.

De Bruno se menciona que está en una lista de Marcelo Gallardo para reemplazar a Marcelo Saracchi, quien emigrará al Red Bull Leipzig de Alemania, en una suma que supera los 10.000.000 de euros.

En tanto, Mauro está en los planes de Eduardo Coudet para reforzar el mediocampo, en un semestre donde Racing se plantea como principal objetivo deportivo la Copa Libertadores de América, donde en octavos de final deberá enfrentar justamente al Millonario.

Hay que recordar que ambos jugadores, al igual que Manuel De Iriondo, firmaron el pasado 27 de marzo un nuevo vínculo con la institución hasta junio de 2020. Si bien son dos jugadores vitales para Leo Madelón, si llegan a concretarse la partida de cualquiera de los dos en una buena cifra para el club, el negocio podría ser propicio para que Unión pueda salir al mercado de pases con más oxígeno para formar un plantel competitivo y de calidad.