Unión también cerró en división Reserva un campeonato para el elogio, con muchos jóvenes que se fueron afianzando en la categoría y llegando hasta la última fecha con posibilidades de salir campeón.

Más allá de eso, lo más trascendente siempre es la posibilidad de que esa categoría pueda nutrir a la Primera División de futbolistas propios. En este sentido la tarea de Eduardo Magnín y su equipo de trabajo fue encomiable. Ya con una campaña que es historia, el estratega y sus colaboradores visitaron el programa Unión en tu dial (Sol 91.5) para trazar un balance de lo vivido.

En el inicio de la charla, el conductor recordó que "muchas veces escuché la palabra proceso en el fútbol, estos resultados son debido a un proceso de casi dos años, cuando tuve la posibilidad de sumarme a la Reserva y armamos este cuerpo técnico los resultados por suerte fueron ascendentes".

Detrás de Talleres (52) y San Lorenzo (51), el Tate (49) fue uno de los mejores elencos en el certamen de 27 fechas, algo realmente muy ponderable en una formación que estuvo compuesta por futbolistas que pretenden llegar al máximo nivel. En este sentido, Magnín apuntó: "Este año terminamos a tres puntos del rpimereo, más allá de eso estamos logrando lo que queremos, la formación y potenciar chicos del club, ese es el mayor logro que podemos tener, estuvimos pelaando por el campeonato, me queda la tranquilidad de haber dado todo, posicionando pibes, recuperar a varios, ese es nuestro trabajo, al club le sirve más lograr la formación y el punto final, que el técnico de Primera mire para abajo, en Reserva el trabajo es ese".

LEER MÁS: A Lucas Gamba lo ofrecieron en Independiente

El trabajo de Magnín no solamente está abocado a lo táctico, sino que cuenta además con un soporte en varias áreas, entre ellas la sicológica, para que nada quede librado al azar con los jóvenes que tienen sueños altos en el fútbol. Por eso no dudó en expresar que "el fútbol cuando hablmos que cambió, se hace más competitivo, depende cada vez más de los detalles y todas las cosas hacen al bienestar de un jugador, se viene enriqueciendo para el chico, para la contención con un psicólogo, para que crezca como persona, bienvenido sea que tenga la posiblidad de crecer con contención, los problemas se acrecentaron y hay cosas jodidas, los detalles van haciendo a la cuestión, son los que llevan o dejan en el camino a un jugador que quiere llegar a Primera".

Como parte de este proyecto, las premisas fueron claras desde el regreso de Renoleta a la institución. Por eso al momento de explicar algunos aspectos de su labor reafirmó que "cuando más hay que trabajar es en Reserva, el jugador siente que está en la antesala de Primera, consciente o inconscientemente eso crea una presión, no pueden dejar de crecer, lo tienen que seguir teniendo al crecimiento, más allá que podamos corregir muchas cosas tácticas para pulirlos, el trabajo más arduo es contenerlos a ellos, darles la confianza con todas sus armas, condiciones, el trabajo más arduo es que estén convencidos y seguros para dar todo lo que saben".

LEER MÁS: Vinculan a Soldano con un gigante de Brasil

En la parte final, se refirió al nivel de un Torneo de Reserva que se definió en el tramo final: "El campeonato fue muy competitivo, muchos clubes que bajan jugadores de Primera, a mi me encantó porque fue un torneo muy intenso, nosotros tuvimos la posibildiad de poner muchos chicos y estuvieron a altura de las circunstancias siempre, hubiésemos podido priorizar si eramos calculadores el tema del campeonato pero nunca lo hicimos, seguimos dandole posibilidades, nunca pensamos en el campeonato, sino en darle minutos y eso nos iba a llevar algún riesgo, era el error, la presión, los primeros pasos, el camino nuestro era poder hacer un equipo competitivo y que todo el plantel esté convencido que le podía tocar jugar, ante rivales competitivos y es otro bienestar que tuvimos, los jugadores crecieron y tuvimos un campeonato muy regular y valorable".