Unión comenzará a transitar la recta final de la Superliga con el objetivo concreto de lograr su clasificación para disputar por primera vez en sus 111 años de historia (los cumplirá el próximo 15 de abril) un certamen internacional.

La tabla de posiciones lo encuentra afirmado en zona de Sudamericana, mientras que en las dos últimas fechas desperdició una gran chance de meterse entre los clasificados para disputar la Libertadores. Ganaba su encuentro ante San Martín de San Juan y se lo empataron a falta de dos minutos, mientras que a Argentinos también lo vencía en La Paternal, no lo supo sostener y se volvió con las manos vacías.

La batalla contra el Bicho además dejó como saldo negativo la expulsión de Yeimar Gómez Andrade, quien no podrá estar presente el próximo domingo ante Tigre, en el 15 de Abril, en el marco de la fecha 23 de la Superliga. Se trata de uno de los partidos que a priori se presentan como más accesibles en la recta final por eso es que para lograr el objetivo no se puede fallar.

LEER MÁS ►► La experiencia gana terreno para rearmar la defensa

Y si algo sufrió Unión en esta parte del campeonato fue la pelota parada o las jugadas aéreas. En se sentido vale recordar el primer gol de Argentinos, donde Jonathan Sandoval aprovechó un centro desde la izquierda para ganarle a Luciano Balbi y estampar el 1-1 transitorio.

Es por eso que ante la ausencia del colombiano, Leonardo Madelón no quiere improvisar y a pesar que todos los cañones apuntaban a que Brian Blasi sería su reemplazante, el DT dio la nota al colocar en la práctica de fútbol a Leonardo Sánchez, quien podría disputar su primer partido en la temporada.

Vale recordar que Leonardo Sánchez viene de superar una lesión que lo tuvo mucho tiempo parado. En ese lapso Gómez Andrade y Jonathan Bottinelli se afirmaron y consolidaron como dupla defensiva, y solamente no pudieron estar juntos en los cotejos ante Patronato y Arsenal, donde debieron cumplir cada uno una fecha de suspensión por haber llegado al límite de amonestaciones.

En el cotejo ante Patronato el reemplazante de Gómez Andrade fue Brian Blasi, aunque en los últimos minutos ingresó Mariano Gómez para reforzar la defensa ante la expulsión de Emanuel Britez. En tanto, en el duelo ante Arsenal fue Bottinelli el que debió purgar una fecha de suspensión y allí fue cuando quien lo reemplazó fue el juvenil Mariano Gómez.

Pero en esta oportunidad, atendiendo a que el DT pretende disminuir todo margen de error, apostará por la experiencia y jerarquía de Leo Sánchez para que conforme dupla con Bottinelli, quienes de esta manera jugarán por primera vez juntos.

De hecho Palmera solamente fue un solo partido al banco de suplentes en lo que va de la Superliga y fue en el Clásico frente a Colón, donde no tuvo la chance de sumar minutos. El excapitán del equipo jugó su último partido con la rojiblanca el 16 de junio del año pasado, cunado el Tate perdió frente a Huracán por 1-0, en el Tomás Adolfo Ducó.

LEER MÁS ►► Debe subir la eficacia en el 15 de Abril

En esa ocasión el entrenador Pablo Marini lo reemplazó en el entretiempo y mandó a la cancha a Mauro Pittón. El Flaco ya presentaba los problemas físicos que lo alejaron luego de las canchas y a partir de ese momento nunca más estuvo en condiciones de ser tenido en cuenta.

Es por eso que los dirigentes tienen tomada la decisión de no renovarle el contrato una vez que finalice su vínculo el próximo 30 de junio. Es que se trata de uno de los sueldos más caros del plantel y debido a su falta de continuidad, y que el equipo tiene afirmados como titulares a Gómez Andrade y Bottinelli, es que no se hará ningún tipo de esfuerzo por renovarle.

A pesar de esto, Madelón lo utilizará como titular frente a Tigre, mientras los dirigentes comienzan a prender velas para que Sánchez no se vuelva a lesionar. Es que se corre el riesgo que ante una nueva lesión importante se le tenga que renovar automáticamente su vínculo, debido a que así consta en el reglamento de AFA.

Pero el entrenador, como ya lo manifestó en varias oportunidades, considera a Palmera como uno de los jugadores más importantes y representativos del plantel, por lo que observa en sus aptitudes las indicadas para reemplazar al colombiano, por encima de los juveniles Brian Blasi y Mariano Gómez.

De esta manera, el ingreso de Sánchez por el suspendido Gómez Andrade será la única modificación, por lo que los 11 serían los siguientes: Nereo Fernández; Damián Martínez, Leo Sánchez, Jonathan Bottinelli y Luciano Balbi; Diego Zabala, Nelson Acevedo, Mauro Pittón y Franco Fragapane; Lucas Gamba y Franco Soldano.