Se prometió que sería una noche distinta, histórica y que quedaría marcada a fuego en el corazón de los hinchas y así fue. Es que miles de tatengues se hicieron presentes enfrente de la sede del club para festejar la llegada de los 111 años, que lo encuentra al club en un momento de esplendor institucional y de un gran momento deportivo, ya que el equipo se encuentra muy cerca de abrochar el pasaje a un torneo internacional, que sería el primero que dispute en su historia.

Todo comenzó a las 21, una vez que el equipo tatengue derrotó por segunda vez consecutiva a Villa San Martín, en el Ángel Malvicino, en el segundo encuentro de los playoffs de la Reclasificación de la Liga Argentina de Básquetbol.

Luego, los fanáticos rojiblancos se trasladaron a la Avenida López y Planes, enfrente de la sede del club, para disfrutar de un gran evento que prepararon las Agrupaciones y Peñas tatengues, evento que estuvo conducido por Julito González y Marito Ariel.Rodríguez.

Cerca de las 22 entró en escena Ezequiel Avila, quien con sus tangos referidos a Unión hizo delirar a todo el público presente. Hasta que Leo Humoller apareció con sus canciones del hincha para acelerar los corazones tatengues.

Hubo varios videos preparados para la ocasión que hicieron emocionar a todos los presentes, hasta que fue el turno de Coty, la gran estrella de la noche, quien dejó la piel sobre el escenario para hacer bailar y gozar a todos los fanáticos rojiblancos.

Hasta que llegó el gran momento de la noche, cuando a través de las pantallas de pudo ver el segundero que empezó a correr en modo decreciente hasta llegar al nuevo día, para darle lugar a los fuegos artificiales que iluminaron la noche.

Los Tateinómanos y Los Llamadores con todo su repertorio a cuestas le siguieron aportando colorido, calor y mucha emoción a una noche mágica que se prolongó hasta altas horas.