"Está muy difícil conseguir los recursos humanos para llevar los emprendimientos adelante. El mercado, que supuestamente a medida que se fuera achicando el número de equipos en Primera iba a tener una mejor oferta, nos está mostrando que no es así, ya que hay una escases importante de jugadores. Esto se debe a que hubo una merma en la participación de los jóvenes en la última década. Por más que tengamos más habitantes, cada vez es menor el número de jugadores, porque la tecnología los separó y no se están generando los deportistas que quisiéremos". Con este medular análisis habló del presente del fútbol nacional el presidente de Unión, Luis Spahn que, además de haber estado lo justo y necesario siguiendo el Mundial de Rusia, habló del presente que vive hoy la institución.

LEER MÁS: Gamba jugará en el fútbol argentino pero no en Unión

En diálogo con LT9, el máximo titular rojiblanco dejó en claro que "cambió mucho la forma de vida. Antes jugar a la pelota era algo cultural y ahora está lejos de ser así. Está claro que se fueron perdiendo los potreros. Hoy las canchas de fútbol 5 están plagadas de adultos y no de chicos. Eso genera más limitaciones para formar jugadores".

Metiéndose de lleno en el armado del próximo plantel, dio detalles de cómo se da la adquisición de una parte del pase de Nelson Acevedo: "Para (Leonardo) Madelón era sumamente importante. Nosotros teníamos la ilusión de que Mauricio Martínez tuviera una opción para jugar en Europa, factor que nos hubiera dado un importante rédito económico, pero apareció esta solución entre Racing y Rosario Central y apostamos a esto. No tanto desde lo económico, pero importante para el andamiaje deportivo que pretendía el entrenador y para tener a un jugador por varias temporadas más".

LEER MÁS: "Espero seguir aportando mi granito de arena"

Por lo que se puso saber, al club le ingresarían 500.000 dólares en la negociación, pero Spahn corrigió este dato: "Nos ingresará un poco más de plata. Hay algunas otras ventajas, menores, pero con importancia a largo plazo, como retener a los chicos que llegaron desde Racing. En este enroque, (Miguel) Barbieri va a Central y nos pidieron si podíamos analizar la posibilidad de que vuelva (Rodrigo) Schlegel".

Respecto a las metas, fue categórico: "El año pasado nos habíamos trazado objetivos primarios. Uno siempre apunta hacia arriba, donde el techo es el cielo, o sea la Copa Mundial de Clubes (risas). Pero antes que eso hay que lograr la consolidación del club en Primera División, que es el piso, para que pueda amortiguar una posible mala campaña en el futuro, porque el castigo es muy grande. Sería muy condicionante esto para muchos equipos, porque si bien la máxima categoría no es el paraíso, es mucha la diferencia económica que hay con el ascenso, que es más parecido al infierno, porque es muy complicado apostar a un proyecto. Es como decir que pasás de recibir 90.000.000 de pesos a 20.000.000".

Otros de las importantes noticias que dejó este fin de semana fue la compra del colombiano Yeimar Pastor Gómez Andrade: "Hoy (por este jueves) se firmaron los papeles. Fue muy ventajoso. En su momento nos habían puesto la opción de compra en dólares y accedieron a nuestro pedido de pasarla a pesos, así que está todo arreglado. Es un jugador importante y que se puede convertir en un gran negocio a futuro, con una cláusula de salida de 2.000.000 de dólares".

LEER MÁS: La única oferta oficial que descartó Soldano

En cuanto al futuro de Franco Soldano, deslizó que "hay sondeos e interesados. Los negocios son así. Preguntaron un par de equipos argentinos, pero con la corrida cambiaria quedaron un poco rezagados en la posibilidad. El 99% de los jugadores cuando saben que tienen chances de emigrar se ilusionan, por lo tanto es normal que tengan expectativas, pero también tienen que entender que puede no darse nada. Todavía es muy joven y puede explotar. No somos un club desesperado por vender. De igual modo. Sería importante el ingreso para la reducción del pasivo, entre otras cosas, como terminar la deuda con la familia Malvicino".

"Lo de (Franco) Troyansky ya está cerrado. Estamos esperando que se sume al plantel. El Chelo Torres nos gustó el año pasado como una apuesta, pero tiene cerrada su incorporación a Defensa y Justicia. Hay más nombres, pero no soy partidario de darlos. Lo seguiremos haciendo como siempre. Hay una idea de traer dos o tres jugadores más. Estamos satisfechos en el arco y en defensa. Estamos viendo algo en el medio y sobre todo en ataque", agregó.

LEER MÁS: Troyansky: "Me gustó mucho el desafío de jugar en Unión"

Respecto a cómo lo ve a Leonardo Madelón, fue risueño con el concepto: "Está un poquito menos loco que el año pasado (risas). Fuimos navegando dentro de los objetivos y la peleamos. El objetivo era hacer una buena campaña y eso nos llevó a alcanzar la clasificación a la Copa Sudamericana, cosa que merecíamos por todo el trabajo que se había hecho. Para nosotros los dirigentes es muy fácil estar sentado acá, pero para los técnicos no lo es tanto en ese sentido, porque tienen que estar en todos los detalles. Muchas veces se viven situaciones angustiantes y estresantes. Ahora se está con mucha más tranquilidad. Desde ya la idea pasa por superar lo conseguido. Hay que estar entre los 10 primeros".

Volviendo al armado del plantel, tocó el tema de Anselmo, que debía reintegrarse al grupo: "Estamos trabajando en eso. Lamentablemente Federico tuvo muchas facetas negativas. Estamos viendo como cristalizar la desvinculación en contacto permanente con Estudiantes para que no nos repercuta de manera negativa por los papeles firmados. Leo se mortifica, porque ese jugador no pudo funcionar. Pero hay que ver las cosas desde otro lado, cuando ciertos valores no saben aprovechar las oportunidades que se les dan. Son cosas con las que debemos lidiar. Siempre habrá jugadores que rindan más que otros. No está fácil armar un plantel".

En cuanto a la actual Copa Santa Fe, argumentó: "Lleva a momentos emocionantes. El fútbol es sentimiento y pasión. El año pasado dije, dicho sea de paso me plagiaron la idea (risas), de no haberle donado el cheque a la gente de Villa Ocampo, cuando nos enteramos que eran grandes laburantes. Me pasó lo mismo con Defensores del Oeste, que llevaron tres colectivos llenos de gente. Ahora Colón nos robó la idea (risas). Es un certamen que moviliza el sentimiento de la gente humilde, que se tiene muy orgullosa de estar".

En el final, no se mostró tan ilusionado con un posible clásico: "No nos afecta. Queremos aprovechar para ganar lo más posible. No me preocupa si nos tocará Colón o no. Los equipos importantes tenemos que estar a la altura y presentar lo mejor. Ojalá pueda darse mucho más seguido".